lunes, 13 de marzo de 2006

Test para saber si perteneces al mal

¿Cómo llegar a un lugar en el que no has estado antes? Fácil, consultando un mapa. Los mapas más utilizados en la red son los buscadores, que dirigen a los navegantes a sitios que andaban buscando. O no. El principal problema es que los destinos son un tanto raros. Las consultas más frecuentes son del tipo "Pepe Navarro follando" (¿qué clase de persona puede querer ver algo así?), "fotos de la siempre guapa Kelly Clarkson", "fotos porno de las chicas de Embrujadas la serie", "Chenoa sin sujetador" o "chico adolescente con brackets Madrid", pues la gran mayoría de los internautas tienen entre sus principales aficiones la masturbación. Aunque, en ocasiones, estas busquedas aparentemente sin sentido adquieren un matiz inquietante. Por ejemplo, alguien ahí fuera busca el "test para saber si perteneces al mal". ¿Existe una serie de preguntas que sirven para determinar la filiación al mal? Primero se deberá determinar qué es el mal, ¿es una especie de secta? ¿o es una organización ultrasecreta, como los masones? En principio, es lo opuesto al bien. Pero pertenecer al mal no tiene por qué ser necesariamente algo malo. Quizá el ser humano es en esencia malvado, pero tiende hacia el bien, por lo que todos sin excepción pertenecemos al mal. O a lo mejor se es malvado como se puede ser religioso, simplemente teniendo fe.
Susan, el personaje que interpreta Teri Hatcher en la serie Mujeres desesperadas, le pregunta a Edie (la recauchutada Nicolette Sheridan): "¿crees en el mal?", a lo que Edie contesta: "Claro, trabajo en una inmobiliaria".
Es posible que el mal se pueda cuantificar. Si vas añadiendo maldades a tu curriculum, acabarás ingresando en esta selecta organización. Todos hacemos cosas malas todos los días y todos somos candidatos. Ahora sólo hay que resolver una cuestión: ¿Cuantas y cuan graves han de ser las maldades que se perpetren?
Obviamente no dispongo de este apasionante test, pero si alguien lo tiene, por favor, que me lo haga llegar.

2 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Si trabajar en una inmobiliaria es sinónimo de maldad, no quiero cuestionarme lo que supone estar vinculada al mundo de la construcción ¿Se supone que voy directa al infien-no...? ¿Si hago el test entro directa junto con el inventor de los muebles de metacrilato? ¿Me podría llevar la otomana de Eames para resarcirme?

MILA dijo...

Me han hablado de un tío que firma todos los sms y mails con las palabras Muerte, Bomba, alá, parámetro de búsqueda de la CIA de supuestos pertenecientes al EJEDELMAL. Su propuesta es que todos hagamos lo mismo para que entonces ya no tenga ningún sentido...
Así que ése podría ser el test que estás buscando. Todos somos malos, bomba, alá, muerte, destrucción. Immobiliarias. Tómbola. Pianista de Parada.