lunes, 6 de marzo de 2006

Aunque pueda parecer lo contrario

Aunque pueda parecer lo contrario no creo en los Oscar. La Academia de cine de Hollywood tiene tanto criterio como puede tenerlo la española. Aunque los yankis gastan más dinero y eso se nota en la organización: alfombra roja, reparto de chocolatinas, premios bañados en oro y no como aquí, que te dan un sujetalibros...
Aunque pueda parecer lo contrario, los que votan a estos premios no tienen mucho criterio. El tiempo ha puesto de relieve las injusticias que han cometido con el paso de los años.
Aunque pueda parecer lo contrario directores como Alfred Hitchcok, Stanley Donen, Charles Chaplin, Blake Edwards, Martin Scorsese, Stanley Kubrick o Robert Altman no han ganado ningún Oscar, aunque la Academia ha intentado enmendar sus errores concediéndoles premios honoríficos a la mayoría (Scorsese aún tiene alguna posibilidad y Kubrick se murio tan repentinamente que no les dio tiempo).
Aunque pueda parecer lo contrario entre los intérpretes que nunca han conseguido la preciada estatuilla se cuentan Lauren Bacall, Cary Grant, Greta Garbo, Deborah Kerr, Richard Burton, Ava Gardner, Robert Mitchum o Kirk Douglas, pero lo peor es que actores como Marilyn Monroe, Rita Hayworth, Robert Taylor, Glenn Ford, Kim Novak, Joseph Cotten, Tyrone Power o Maureen O'Hara ni siquiera fueron nominados. En casi todos los casos, el Oscar honorífico ha brillado por su ausencia.
Aunque pueda parecer lo contrario estas flagrantes omisiones no afectan soloamente a las categorías de interpretación. El músico Alex North (nominado en 14 ocasiones) y el director de fotografía Gordon Willis (autor de la excelente iluminación de "Manhattan") son buenos ejemplos.
Aunque pueda parecer lo contrario volveré a tragarme la gala el próximo año. Por último, aunque pueda parecer lo contrario por mi acritud, he ganado la porra. A ver si, despues de todo, no es tan malo el tio Oscar...

2 parlamentarios:

Diego dijo...

Aunque parezca increible así es: los Oscars nunca son ni han sido justos. Luego te dan un oscar honorifico y piensan que asi acallan sus conciencias de inutiles consumados que creen saber de cine y no son mas que unos calienta sillas que cobran mucho dinero.
Este año con eso de que estoy en Estado Unidos, he podido ver la gala completa en directo, hacia tiempo que no veia algo tan soso, casposo y, supongo, censurado. Hasta Ana Obregón en los TP de oro(yo nunca he conseguido saber donde tiene el oro ese trozo de piedra negra) tiene mas gracia. En especial aquel año en que se cayó dos veces, lastima que no se partiera la crisma para siempre y nos librara de su visión, verano tras verano, para siempre.
Al menos en los oscar uno puede ver al siempre atractivo Jack Nicholson, al tremendo George Clooney y de paso mejorar mi inglés que, contra lo que pueda parecer no va tan bien como debiera aunque mejor que el de otros.
En definitiva, estoy contigo, no creo en los Oscars, es una simple ceremonia mediática en la que una serie de macizas luchan por llevar el vestido que, intentando ser el más elegante, enseñe mas carne sin que, como a la desafortunada hermana de Michael Jackson, se le suelte un hilo y se le salga una teta. Una ceremonia en la que los hombres se visten de pingüino, como esos que ganaron al mejor documental, de la mano de esas macizorras antes dichas.
Los Oscar son, por otra parte, elmomento en que la sociedad americana se olvida de todo lo malo, se borra porque Dolly Parton sale a cantar a sus 120 años y no se le caen los brazos.
En definitiva, los Oscar no acostumbran siempre a premiar al mejor cine y desde luego no acostumbran a ser comprometidos. Porque claro, la pobre mentalidad americana no puede premiar a dos maricones que montan a caballo y que de noche se montan entre ellos...
Me encantan tu blog, por cierto, caústico, cínico y crítico con esta mierda de sociedad que tenemos

villaykorte dijo...

Tanto dinero no tienen, la fabulosa alfombra roja les dura dos años. El año que viene les toca alfombra nueva, la de este año era de segundo pie.
Acabo de ver Crash y aunque me ha gustado no me parece nada original. Es la típica estructura de comic en la que historias aparentemente inconexas acaban retroalimentandose. No está tan lejos el "Amores perros" de Alejandro González Iñárritu.