miércoles, 22 de marzo de 2006

Razones para odiar a Blair

Continuamos con nuestra inconstante sección dedicada a gatos célebres, en esta ocasión con una noticia triste. Humphrey ha muerto. ¿Qué quien es Humphrey? Pues nada más y nada menos que el gato más famoso de la Gran Bretaña, un minino que recogió del arroyo la mismísima Margaret Thatcher a finales de los ochenta y que desde entonces ha vivido intermitentemente en el número 10 de Downing Street. Pese a lo que pueda parecer de primeras, debe su nombre no a Bogie sino a un personaje de una vieja serie inglesa, "Si, primer ministro". El animalito acabó con unos petirrojos durante el mandato de John Major, por lo que la oposición intentó quitarlo de en medio. Cuando los laboristas se instalaron en el poder, decidieron que Humprhey se la iba a cargar.
Todo el mundo sabe que los gatos son mucho más inteligentes que los políticos, pues son mucho más taimados y crueles y se expresan mejor que la mayoría. Por eso, Tony y Cherie decidieron sacárselo de encima, a ver si les quitaba el puesto. Como excusa alegaron que a ella no le gustaban los gatos. Toma, como si a los gatos les gustasen los humanos. Viven con nosotros por pura y simple comodidad. Así que lo jubilaron en casa de un funcionario y todos tan contentos. Tony debió pensar que si el bicho había hecho lo que había hecho a los pobres pájaros imagínate qué planes tendría para Sadam Hussein si llegaba al poder. El problema sería los encuentros internacionales: aun no hay traductores gato-francés o gato-español. Si no fuese por este tecnicismo, se hubiesen enterado los Blair. Humphrey se hubiese hecho rápidamente con la hegemonía global.
Recordad al gatito en vuestras oraciones y rezad también para que Blair no aguante otro mandato. Si los conservadores presentan un gato en las próximas elecciones arrasan de fijo...

4 parlamentarios:

sedmikrasky dijo...

Espero que te guste "Las margaritas". A mí me encanta pero en fin, para gustos, los colores, ya sabes.

De hecho, acabo de leer tu reseña sobre "Volver", que a mí no me gustó nada de nada. Especialmente la Cruz, que creo que está espantosa. Y sobre todo, me carga esa forma tan forzada que tiene Almodóvar de dejar claras sus intenciones: Por ejemplo, su empeño en hacer de la Cruz una diva a la italiana. Insiste tanto en subrayar esto (con la música, por ejemplo, claramente mediterránea) que cuando saca la secuencia de Ana Magnani en "Bellísima" es ya el colmo... es como tratar al público de idiotas, como si les dijese "Por si acaso no os habéis dado cuenta...". En fin. Saludos.

Lluvia Pérez dijo...

Mis condolencias por tan dolorosa pérdida.
Pero la protectora de animales debió hacer algo para impedir el desenlace nada más publicarse la foto de ahí arriba. Está claro que muerte no ha sido por causa natural. Algún veneno con efectos a largo plazo o algo. Bruja de Blair.

Luisru dijo...

No me parece que Pe esté tan mal para su limitado talento. Es cierto que a lo mejor me dejo llevar por el entusiasmo, porque es verdad que lo de Ana Magnani es bastante patético, pero es que si la comparo con "Hable con ella", ésta me parece una obra maestra.
PD: Con lo interesante que es la noticia de Humphrey, ¿nadie va a comentar nada?

fotero dijo...

Qué se joda, era un puto y maldito vendido.....

Fdo:

Fat Freddy´s cat.




fotero xxx