miércoles, 1 de marzo de 2006

Televisión Española no quiere tríos

Pobre Rosa. Pensó que iba a ser una Whitney Houston más gorda o una Aretha Franklin más delgada, pero ha resultado ser una vulgar one hit wonder. Después de soportar las rudezas de los miembros del jurado de OT (no muy estoicamente, la verdad), ahora participa en otro concurso televisivo, el inefable Mira quien baila. Eso es competencia desleal, pues a ella ya le enseñaron a bailar en la academia de Nina. No debería desperdiciar una voz como la suya, de esas que (le tomo la expresión prestada a Diego A. Manrique) hacen que la gente diga como "esta tía canta que te cagas" . En vez de hacerle mover su grueso esqueleto Televisión Española podría haberla mandado a atronar a los teleespectadores del viejo continente por segunda vez. Si Conchita Bautista lo hizo porque no ella.
Pero después de promover una parodia de democracia, TVE ha vuelto a instaurar la dictadura, decidiendo unilateralmente quien acudirá como representación patrio al Festival de Eurovisión. Parece ser que los candidatos eran David Civera (que hubiese reincidido), Chenoa (buuuu), Azucar Moreno (demasiado viejas) y Las Ketchup. Como las hijas de Tomate vendieron discos allende nuestras fronteras y el título de su canción es en ingles, han sido las afortunadas (?): mostrarán su arte para las coreografías megachonis que ya popularizaron con su anterior hit, el glorioso "Aserejé".
Las concursantes de la pasada edición, las esotéricas Son de Sol (¿alguien se acuerda de ellas?), estuvieron a poco de quedar las últimas. Si hubiesen mandado a Las Supremas de Móstoles esta hecatombre no hubiese ocurrido. Eran mucho más divertidas y estilosas que las andaluzas, y además, sus letras tenían contenido social (no hay adictos al cibersexo ni nada), algo inédito en la cita eurovisiva. Nuestra entrañable cadena pública ha debido pensar que el tres da mala suerte y han convertido a las Ketchup en cuatro. Los gerifaltes han estado lúcidos. Debieron pensar: "el año pasado mandamos a tres chicas un poco monas y bastante sositas y casi nos la cargamos. Si ahora hacemos lo mismo, nos eliminan fijo".
Al final han añadido, como si fuese un postizo cutre, a otra hermana de las susodichas. Ya que no han consultado a los españoles para mandar a estas tipas, por lo menos podrían habernos dejado mandar mensajitos para que se les uniese quien a nosotros nos saliese del móvil. Yo, por supuesto, hubiese votado por Rosa. Cómo este año han pasado de nosotros los representados, propongo que el 20 de mayo en Atenas, NADIE con España. A ver si aprenden para el 2007.

1 parlamentarios:

villaykorte dijo...

¿Y qué tal la terremoto de Alcorcón con el Hung Up de Madonna?