martes, 11 de julio de 2006

¿Por qué lo hiciste, Fiona?

Cuando ya la dábamos por muerta, Fiona ha regresado al mundo de los vivos. Aunque no parece la misma. No es su voz, no es su físico lo que ha cambiado. Es algo más sutil y profundo.

Esta jovencita norteamericana formaba parte de ese movimiento impostado, fabricado por los medios, de cantautoras que arrasaron a mediados de los noventa. Parecía que iban a eclipsar de una vez por todas a sus compañeros machos. Pero después de una década se ha demostrado que sólo era una estrategia publicitaria: la carrera de la mayoría ha languidecido (Sheryl Crow, Alanis Morissette) y otras directamente han desaparecido del mapa (Paula Cole, Joan Osborne). Ya incluía a Fiona Apple en este paquete cuando, hace unos meses, me enteré de que regresaba con, nuevo disco, 'Extraordinary machine'.

Como soy muy despistado, no sabía yo que el album llevaba pululando por internet unos cuantos meses. Resulta que la todopoderosa compañía Sony había decidido no publicarlo porque lo encontraba poco comercial. 'Extraordinary machine' se había grabado nada menos que en 2003 y había contado con la producción de Jon Brion (responsable del sonido de los mejores discos de mi idolatrada Aimee Mann), que había envuelto las duras letras de la chica (que acababa de romper con el director Paul Thomas Anderson, ídolo gafapastil por excelencia) en sonidos a medio camino entre el jazz y el cabaret pop. Pero Sony decidió que aquellas canciones eran demasiado extrañas para las listas de éxitos. Entonces, los fans se movilizaron para liberar a la pobre Fiona de las injusticias a las que la sometía su contrato. Al final, alguien (siempre hay algún topo en las compañias de discos) filtró las canciones a la red. El culebrón parecía tocar a su fin. Pero no sé si por este motivo (que todo el mundo pudiese obtener gratis las canciones), Sony y Fiona llegaron a un acuerdo: le asignaban un nuevo productor para que "retocase" los temas, el mediocre Mike Elizondo, que ha trabajado con artistas de la talla de Eminem o Avril Lavigne, y le forzaban a escribir un par de singles, 'Parting gift' y 'O´ sailor', para que la gente aficionada a la radiofórmula mordiese el anzuelo.

Y se acabó. El disco no ha tenido demasiado éxito (las canciones siguen siendo extrañas) pero, en general, los críticos lo han alabado. Sin entrar en la polémica de las dos versiones, a mí me ha gustado, diría incluso que es mejor que su anterior entrega, el aclamado 'When the pawn..'. Pero me deja un regusto amargo. Fiona no es de esas artistas que crea su música con el criterio de cuantos más discos vendidos, mejor. Por eso, me jode que se haya doblegado a las exigencias de Sony. Pero, claro, después de tener el disco grabadito y todo, tampoco le molaría que todo su trabajo quedase en agua de borrajas. Y luego queremos ser superestrellas del pop. Qué chungo.

9 parlamentarios:

mistica dijo...

Vete tú a saber porqué lo hizo....

anitab dijo...

por dinero???

Lluvia Pérez dijo...

Hasta que no lo comentaste hace algún tiempo en respuesta a alguna parida mía, no me había enterado de que había sacado nuevo disco. A mí me pasa algo con Fionna Apple... (ya lo experimenté en el Tidal y después en 'When the pawn') y es que las canciones que menos me gustan en un principio son las que después me molan más. Todavía estoy en fase de odio con 'Red, red, red', que creo que no he llegado a escuchar entera. Eso sí, cuando me canse del resto del disco, sobre todo de 'Not About love' y 'Extraordinary machine', empezaré a interesarme. En cuanto a las recillas con la compañía... mira, a mí lo que me importa es la música, no si la pobre mujer, aparte de sufrir una violación a los doce años (eso sí que ha sido explotado), se ha doblegado o no ante Sony.

Lluvia Pèrez dijo...

Fiona y rencillas... que me estoy dejando las uñas largas y no controlo. :)

Luisru dijo...

Que bueno tenerte de vuelta por aquí, Lluvia¡¡A mí las canciones que más me gustan del disco son precisamente 'Red red red' y la fantástica 'Window' ("rompí la ventana para no romperte a ti, a ella o a mí", genial). La que menos, 'Parting gift', así que a lo mejor acaba por ser mi favorita.
Y es verdad, lo de la violación lo han explotado hasta la nausea (aunque nunca tanto como en el caso de Tori Aimos). ¿No les dará cosa estar rememorando todo el rato una cosa así?

Marnie dijo...

Ostras, pues si te digo la verdad, no me sonaba mucho el nombre de Fiona Apple; es que paso mucho del mundillo de listas de éxitos y radiofórmulas y demás. Pero me ha picado la curiosidad y he visto un par de vídeos suyos en YouTube, que no sé si son de los antiguos trabajos o del nuevo estilo, y no me ha parecido tampoco una nueva Britney Spears o Avril Lavigne. La veo bastante más madura y personal, aunque no deje de ser el producto de una discográfica.

Saludos!

Luisru dijo...

Hola Marnie¡¡Bienvenida a este humilde blog. Fiona Apple no es para nada un producto de discográfica aunque grabe para una muy grande. Como no te gusta la radioformula deberías darle una oportunidad. Aunque adivino que tus gustos musicales irán por otros derroteros. ¿Bernard Hermmann, supongo? La banda sonora de 'Marnie' es una de mis favoritas.

Marnie dijo...

¿Mis gustos musicales Herrmann? Jaja Hombre, para una banda sonora, pues sí, pero vamos, que fuera de eso ni por asomo van por ahí los tiros XD

Para que te hagas una idea, la Apple a mí me parece demasiado blanda y flojis para lo que suelen ser mis gustos ;)

Saludos!

Alexis C. dijo...

Disiento, mi dispiace...