lunes, 23 de octubre de 2006

La primera bakala en Hollywood


En este blog ya hemos hablado de las cholas y, más recientemente, de los bakalas, así que me ahorraré volver a explicar ambos conceptos. Lo que nunca pensé es que pudiesen estar relacionados. El cine español está repleto de mentes preclaras cuyos razonamientos están muy por encima de los del común de los mortales. Entre las más destacadas se encuentra la del director catalán Bigas Luna, autor de joyas del séptimo arte como 'Jamón jamón' y 'Bámbola'. Pues bien, este individuo acaba de estrenar su último trabajo, la inefable 'Yo soy la Juani', que, siendo sincero, no he visto ni pienso ver. Como era de esperar, en los papeles se han hecho eco de tan importante noticia con entrevistas a todos los implicados en el proyecto (entre los actores, el cantante de El canto del loco y Chimo Bayo, nada que añadir). De la boca del Sr. Luna fluyen sentencias incuestionables como "La creatividad reside en el extrarradio (será porque, tal y como está el precio de la vivienda, no se habrá podido comprar un piso en el centro)" o "Los que llaman 'cholas' a chicas como la Juani forman parte de una minoría que se cree culta". Desde luego, no somos tan cultos como él: a estas chicas se las llama chonis (aunque lo que sale en la peli no sea exactamente una choni) de toda vida, las cholas son unas chanclas, aunque, claro, a lo mejor es la traducción al catalán del palabro.
Vamos, que estamos ante otro triunfo del cine patrio. Claro que, para los periódicos, el cine español es un compendio de obras maestras que se estrenan semana sí semana no. Los periódicos viven de la publicidad y las películas se anuncian en los periódicos, pero estaría bien que, aunque sea para variar, se separaran las críticas de los anuncios. Porque los espectadores, tontos de nosotros, en alguna ocasión acabamos picando. La última para la que me han captado ha sido para 'Vete de mí', financiada por el ICO (es que veo el cartelito y me pongo malo)por su supuesto interés artístico, que todos pagamos pero que casi nadie comprueba, lo que permite que se siga financiando mediocridad tras mediocridad sin que (casi)nadie se queje. El debut de Victor García León (para más inri, hijo de José Luis García Sánchez y Rosa León, pero me guardo mi opinión sobre si sus padres le habrán dado un empujoncito en su carrera) no es que sea terrible, es solo mediocre, carente de interés, más de lo mismo. No entiendo como estos directores jóvenes tienen una imaginación tan pobre, una nula capacidad de transgresión, tan poco que contar y que lo poco que cuenten, lo hagan de una forma tan convencional. Pero en el mismo periódico nos encontramos con otro notición, "Victor García León y Jonás Trueba (¿les suena el apellido?)se consolidan como pareja de guionistas", lo que viene a significar que les financiaremos otra película.
'Yo soy la Juani', que yo sepa, no ha sido financiada con dinero público (lo cual no quiere decir que no tenga pretensiones artísticas). Su realizador ha vaticinado que, de tener éxito el film, realizará una segunda parte con la Juani de viaje por Hollywood. Sr. Luna, permítame que dude del éxito de su propuesta en las taquillas españolas (ojalá me equivoque), por lo que a lo mejor, para financiar su secuela deba usted recurrir al ICO. Los que deciden lo que es cultura y lo que no a lo mejor encuentra interesante el concepto de cine choni y le conceden un crédito. Propongo que, si esto ocurre, dejemos inmediatamente de financiar la mediocridad de nuestro cine, que nos levantemos y nos congreguemos en la puerta del ICO o del Ministerio de Cultura o de donde sea y gritemos: ¡No con mi dinero! ¡No en mi nombre!

12 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Lo de las cholas no lo había oído yo antes referido a las chanclas. En Perú y Bolivia se llaman así a las indígenas que van con los trajes típicos en un Mercedaco.

No puedo con el del llanto del coco. Superior a mis fuerzas.

Luisru dijo...

Lo que no había oído nunca era lo de Mercedaco, supongo que es un Mercedes, ¿no? Y yo me enteré de lo de las cholas en Tenerife, se refiere a las chanclas pero también a unas sandalias de plástico que usa la gente para meterse en el mar, porque las playas del norte son todas de roca y hacen mucha pupita en los pies. No sé si ese es su nombre oficial y se ha extendido al resto del calzado.
Y el del llanto del coco (je, je) es increiblemente imbecil. En una entrevista a propósito de la Juani decía que llevaba muy mal que los críticos dijesen que su música era una mierda. ¿No se habrá planteado este muchacho que la música que hace es una mierda? Conténtate con tirarte a tus groupies y deja de lloriquear.

Androide Paranoide dijo...

El trailer pone los pelos de punta. No te digo ya imaginarme en una sala llena de gente que se sienta identificada con los personajes.
"Conténtate con tirarte a tus groupies" XD

Lluvia Pérez dijo...

Mercedaco: Peaso Mersedes. Es un poco jerga en plan Lapoya (la del fotolog).

También podrían llamarse 'el llanto del foco', o del león marino, porque con el cuello que tiene ese hombre... o el no-cuello... hay un término muy gráfico que utilizo: "el sincue"

Dejando atrás manías personales, esta gente tiene un montón de seguidoras. Algún seguidor también. No sé por qué lo ponen a leer un guión delante de una cámara. Hay gente que dedica años de estudio a la interpretación. Si en realidad quieres hacer una buena peli, al menos coge a buenos actores, y no metas como reclamo a un tío al que le falta alguna que otra vértebra. Por no hablar de cuando le dejan doblar películas: escalofriante. Bueno, las manías personales se me adelantaron.

A mí me apasiona lo de "las bambas" y "los tenis". Los primeros son zapatos deportivos de mercadillo, los segundos eran los de marca. Hace mucho tiempo que no lo oigo.

Txiki Palomares dijo...

Esto ha derivado a uno de mis temas favoritos: palabras regionales. Bambas se dice en Barcelona para lo que los madrileños llamamos playeras. En Madrid una bbamba es un bollo de estos cerdos de engordar, relleno de crema o chocolate.

Chola también significa suerte -vaya chola que tienes- o cabeza -me dio en tó la chola-. Y desde que el Cholo Simeone se vino al atleti creo que se conoce el significado de indígena, pero no se usa.

pablogamo dijo...

yo aun tengo que ver la peli (que esta terminare viendola)y aunque Bigas Luna lleva una decada sin hacer nada de interes aun considero qoe Luna ha hecho un par de obrasmaestraspatrias como 'Jamón,Jamón' o la increiblemente genial 'Huevos de Oro'.


Y sobre lo de las subvenciones quisiera ver yo este tema votado en un referendum y ver que porcentaje de población votaba para que siguiesen...

Lluvia Pérez dijo...

Palomares, si se refiere a chola como suerte, creo que se confunde con chorra. Después se puede entender chorra como pene, pero para no mezclar con buena fortuna se le dice churra, que a su vez se las revuelve con las merinas.

Luisru dijo...

Joder, nunca pensé que chola tuviese tantos significados. Yo creo que las bambas (bollos) solo vienen rellenas de nata y también lo he oído en Madrid para designar las zapatillas (no he estado en Barcelona en mi vida, así que ni idea de la jerga de por allí).
Y tiene razón, Sr. Gamo (aunque considere 'Jamón jamón' una obra maestra ¡argh, creo que es de lo peor que he visto en mi vida!), el referendum no lo votaría nadie, ni aunque lo publicitase el Sr. Palomanes.

Txiki Palomares dijo...

No, Lluvia, no me confundo. Chola como suerte, igual que chorra. Frecuentemente cuando se jugaba a las canicas, vaya usted a saber por qué: ¡Menuda chola ha tenido! Lo que nunca he oído es lo de churra como pene.
Chola, por cierto, también lo usan las juventudes modernas -mi hermana y coetáneos- para decir mola. ¡Cómo chola esto!

Lo de bamba acepto la corrección, yo siempre he sido de napolitana, pero lo de bamba como zapatilla aquí en Madrid es infrecuente y en Barcelona norma. Y pongo el clásico ejemplo del bikini, que allí no es lo que lleva Carmen Electra -bueno, no sólo- sino un sandwich mixto.

Afortunadamente, pocas cosas se deciden mediante referéndum. Si es que hay alguna, realmente.

cayetana altovoltaje dijo...

No conocía lo de "chola", nunca lo he oído por el norte. Bambas por playeras, sí. Pero no nos las comemos. De Bigas no he visto nada, pero pensé que su siguiente película se titularía algo así como "Los chorizos", para seguir con el tema culinario castizo. O "los churros", o "las churras". no sé, las posibilidades son infinitas.

El conspicuo Morgan dijo...

Por aquí abajo (Sevilla mayormente) se les llama "canis" o simplemente "niñatillos" y no les gusta el bakalao sino el reggaetón, y de cultura propia no tienen ni la C. Por lo demás, se demuestra que Bigas Luna no le ha salido ningún hijo por el estilo ni por el estilo de ningún otro estereotipo que haya tratado en sus películas, y que el cine español sigue en un estado catatónico y lamentable. Y lo que no soporto es que el señor Luna pretenda con esta película santificar este movimiento que debe interpretarse simple y llanamente como un fracaso de nuestra sociedad con buena parte de esa generación de chavales.

Luisru dijo...

Totalmente de acuerdo, Morgan: la sociedad ha fracasado con esa generación. Lo que deberíamos preguntarnos es, ¿tiene remedio? ¿las siguientes vendrán igual de mal? ¿o peor? Desde luego, si Bigas Luna tuviese una hija que llevase la cara llena de oro, un novio con el pelo a lo cenicero y un par de churumbeles antes de cumplir los 20, a lo mejor hasta hacía una buena película.