miércoles, 18 de octubre de 2006

Para todos los Planetas

"Deseo que la Unesco legisle para todos los planetas" Carmen Calvo, Ministra de Cultura de España, un país del planeta Tierra.
Tan seguro como que la tierra es redonda, todos los años se entrega el Premio Planeta. El Planeta es un premio literario. Aunque, ahora que lo pienso, esta frase es como esa de la Unesco que dijo nuestra excelsa Ministra: cuando la oyes, te entra la risa floja.

Maria de la Pau

A mí el Planeta me fascina por muchos motivos. Porque, por ejemplo, hubo un tiempo, allá por la prehistoria, en el que no estaba tan descaradamente amañado (tuve una profesora en la facultad, Marta Portal, que lo ganó cuando era jovencita, y por una novela que no está mal, vaya). Pero, desde los 80, el premio se vende a esos escritorzuchos que se ponen de moda durante un par de décadas (las modas en literatura parecen más duraderas que en otros ámbitos). Lo más fascinante es su capacidad para regenerarse, como la de Piccolo. No hay un premio que tenga peor prensa que este, pero, aun así (o precisamente por eso) la gente sigue comprando los libros ganadores. Ojo, la gente los compra. Puede que no los lea. A los editores no les importa que se lean sus libros, solo que se compren. Mientras pases por caja, vale.
Pero como el mercado es muy amplio, el Planeta va cambiando de estrategia. Si el año pasado (y el anterior, aunque ya nadie se acuerda) se montó la gorda porque Juan Marsé recordó al personal lo que ya todo el mundo sabe (la calidad subterránea de los textos premiados), ahora intentan redimirse premiando a Álvaro Pombo, un escritor rodeado por un halo de seriedad que no acompañaba a Lucía Etxebarría ni mucho menos a María de la Pau. Pombo popular, popular, no es. Es un señor simpático que a veces hace de contertulio con Montse Domínguez en su programa, 'Ruedo ibérico', por lo que a lo mejor suena su cara. Así, ambos salen beneficiados: el Planeta premiando a un escritor de verdad y no a un presentador de la tele, y Pombo consigue unos cuantos miles de lectores que, de seguir publicando en Anagrama, nunca hubiera tenido. Pero que nadie se lleve a engaño. Este año estaba igual de amañado el asunto. El sábado, en la Ser, ya anunciaban a pombo y platillo (qué malo, pero no he podido evitarlo) el nombre del ganador.
Aunque, tan inevitablemente como la ley de gravitación universal, 'La fortuna de Matilda Turpin' apenas será recordada el año que viene. El olvido es una constante que sirve para todos los Planetas.

5 parlamentarios:

mila dijo...

Muy bien hilvanado este post, que contiene tanta verdad como para llenar el planeta.

yandiek dijo...

Tío, sigues mejorando. Un abrazo enorme y a ver si nos vemos. Te hecho de menos

Lluvia Pérez dijo...

Dios, qué ganas le tienes a la Maripau. Bueno, todo en este mundo viene a ser un tongo, un círculo endogámico o de afinidades.... Unos lo hacen sutilmente, otros no. A veces nos beneficiamos nosotros, otras no. Sólo que esto canta más porque son 50 kilos (menos impuestos). Puede servir de consuelo para cualquiera que tenga alguna intención de escribir y llevarse el Planeta. "Si Maripau puede, tú también. Cuestión de buena mandíbula".

¿Y AnitaB? Revisando de nuevo Perdidos le tengo que dar la razón: Ian Somerhalder está bueno.

Luisru dijo...

Jajaja, "cuestión de buena mandíbula", buenísmo. La verdad es que si llaman a mi puerta y me ofrecen el Planeta claro que lo acepto. Pero lo que me molesta de Maria de la Pau es que es una tía que va de escritora seria y le molesta que Juan Marsé le diga que su novela es una mierda (por lo menos Lucía Etxebarría se calló la boca) cuando en realidad no ha querido escribir una buena novela, sino una que ganase el Planeta. Pero también es cierto que mi manía es quizá desproporcionada. Qué le voy a hacer, soy humano.
Y a Anita B no le pasa nada, es que no le apetece escribir en el blog. Por si no se pasa por aquí (le rogaré encarecidamente que lo haga) te diré, LLuvia, lo que profirió cuando vió a Somerhalder en Perdidos: "Dios mio, si parece que tiene dos coños en lugar de cejas". Ella opina que está bueno, pero lo prefiere en 'Las reglas del juego' o en una serie en la que salía y cuyo nombre no recuerdo.
Y Yandiek, no sabía que tenías un blog. Estas cosas se avisan. En cuanto actualice, te enlazo.

Lluvia Pérez dijo...

Qué símil más gracioso. Eso se remedia con unas buenas pinzas.
Young Americans, supongo que será la serie.