miércoles, 24 de enero de 2007

De Oscars, negros y Pe

¿Cual es ese misterioso factor x que hace que determinadas películas reciban un aluvión de premios y otras no? Sí, claro, la calidad es una cuestión importante, pero si hay que elegir a cinco actrices de reparto cuando en un año se realizan en el mundo (según la Imdb) alrededor de 20.000 películas, la cosa es, cuanto menos, complicada. Los Oscars premian principalmente a las películas realizadas en Estados Unidos, que para eso son los premios de la Academia de Hollywood, aunque siempre se les cuela algún film extranjero, incluso fuera de la categoría establecida para albergar a ese cine procedente del resto del mundo (¿Europa? ¿Dónde está eso?).
¿Qué hace que unas películas destaquen sobre otras? ¿El renombre del director? ¿El éxito de taquilla? ¿La publicidad de las productoras y/o distribuidoras? Como todos los premios (cinematográficos o no), los Oscar acaban siendo subjetivos y carentes de cualquier lógica. Este año, quizá al rebufo de 'Babel', los nominados son de variada condición y procedencia. Hay un buen puñado de mexicanos, una japonesa, un canadiense, una australiana, ingleses a mogollón (como siempre), una española (¡nuestra Pe, qué ilusión!) y unos cuantos negros, más de los usuales. Ya me imagino lo que dirán los afroamericanos si Eddie Murphy y Jennifer Hudson pierden el Oscar (son los favoritos en sus categorías): la Academia es racista.

Beyonce
A mí ni siquiera me han nominado. ¡Racistas!

El problema es que los negros son iguales a los blancos y quizá no se han percatado de que también pueden ser malos actores. Como Will Smith, que recibe su segunda nominación. Solo de pensar que leyendas como Edward G. Robinson o Marilyn Monroe nunca fueron nominados y a este tipo ya le han caído dos se me revuelven las tripas. Pero todos los premios son injustos. El grandísimo Peter O´Toole (qué atractivo, qué presencia, qué dicción) va de camino a convertirse en el actor más perdedor de esta competición: 8 nominaciones y todavía sin estatuilla (supongo que a él le dará igual a estas alturas). La Academia es racista, en efecto, y, para disimular, preferirá premiar a Forest Whitaker.
Si uno lee The Film Experience (yo lo hago)prácticamente conoce las nominaciones por anticipado. La única categoría que ha dado sorpresas ha sido la de actor de reparto, de la que se ha caído el Gran Jack (nos lo perderemos sentado en primera fila del Teatro Kodak con gafas de sol !argh¡) en favor de... !!!Mark Wahlberg¡¡¡ ¡Ese cacho de carne con ojos! Por lo menos tampoco han nominado a Ben Affleck, cuyo nombre estaba en muchas quinielas.
Y luego está Penélope Cruz. Nuestra Pe. La primera actriz española nominada al Oscar. La Academia se olvidó de otras actrices que nos ofrecieron actuaciones realmente impactantes, como Carlos Larrañaga en 'El extraño viaje' o José Luis López Vázquez en 'Mi querida señorita'. Obviaré el manido tema de si Pe sabe actuar o no, creo que casi todo el mundo está de acuerdo en ese punto.

Pe
La nominación me ha puesto muy nerviosa. Voy a colocarme en esta postura, a ver si consigo relajarme.

Almodovar está muy contento, dice, pero yo creo que le escuece que no le hayan nominado a él, sobre todo por lo de 'El laberinto del fauno', presentada por México pero a todas luces española. A título personal, la peli de Guillermo Del Toro no me parece gran cosa, pero ya se sabe, estas historias protagonizadas por niños fantasiosos y de gran corazón, personajes sin matices y ambientadas en el pasado encandilan a Hollywood (¿Le suena 'Secretos del corazón'?). Lo que nos lleva a considerar las categorías llamadas técnicas, donde se ha colado el dichoso fauno. En éstas siempre sucede algo similar: nominan lo más obvio o lo más llamativo. En el premio a la dirección artística todas las películas transcurren en el pasado, como si para ambientar una cinta en el presente no hiciese falta construir decorados. En fotografía les encanta premiar iluminaciones en clave baja, oscurantistas, por eso le ha caído una a 'El laberinto...'. Las cosas han cambiado en las últimas dos décadas, ya que antes la tendencia era justo la contraria. Por eso la portentosa fotografía de Gordon Willis para 'Manhattan' (juega constantemente con luces y sombras, incluso la pantalla permanece oscura durante un largo momento) se quedó sin nominación. Otro operador de la época declaró: "los directores de fotografía queremos ver los ojos, siempre los ojos".

Manhattan
No me chilles, Woody, que no te veo.


Igual de misterioso es el factor x que determinará a los ganadores, que conoceremos el 25 de febrero, pero si alguno de los nominados se pasa por aquí (no sé que te habrás tomado esta mañana, Luisru), le deseo mucha, mucha suerte. A mí también me gustaría colocar una estatuilla dorada en mi estantería.

11 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Después comento, Luisru, que voy sin tiempo... pero repasa el último párrafo. Los teclados, es lo que tienen.

Luisru dijo...

No sé que me habré tomado esta mañana... Gracias, Lluvia.

Anónimo dijo...

Sin las gafas de Nicholson esta ceremonia va a perder muchos enteros. Además, puede ser el no va más de las ganadoras únicas:
mejor peli Babel, mejor dire Scorsese, mejor actriz Mirren, mejor actor whitaker, mejor guión... ¡Borat! Sería la reoca, je, je.

Anónimo dijo...

Larrañaga y López Vázquez... ¿actrices?
Yo creo que la nominación de Pe dice todo lo que hay que saber sobre "la academia" (¡lo que hay que oír!), los premios, y el papanatismo de la industria cinematográfica. A mí, francamente, me repatea ese gusto que tienen los "artistas" por darse premios y celebrarse continuamente. Recordemos que hace bien poco fueron los Globos de Oro. Lo más ridículo de todo es cuando alguno se emociona al recoger el premio... ¡¡por favor, como si les estuvieran dando un Nobel!! Son como niños.

Anónimo dijo...

...dicho todo lo cual, me encantaría que le dieran la fálica estatuilla a Mirren, que me requeteencanta. Supongo que se la darán, porque estos usacos lo flipan con todo lo Brit. Son unos suckers de mucho cuidao.

Lluvia Pérez dijo...

"Babel" es de las pocas películas que he visto de las nominaciones de este año. 'Volver' es otra. No he visto ninguna más, creo. Me han hablado bien de 'El laberinto del fauno". Partiendo de esto, llego a dos conclusiones. Uno: que cada vez voy menos de lo que quisiera al cine. Dos: que para ver cosas como Babel me puedo quedar en casa haciéndome la pedicura. La historia de la japo me dejó así como diciendo, tengo que ver más manga, porque seguro que significa algo. Después me di cuenta de que no, que no hay nada por delante, nada por detrás. Lo de los espaldas mojadas con los polis fronterizos malos, venga ya. Y lo que más me dolió es que por una vez que veo a Brad Pitt medio actuando (exteriorizando algún sentimiento), creo que fue una ilusión óptica creada por la barba. Momento orinal más que prescindible. Vamos, que prefiero a la Pe cantando la versión flamenca del tango que un pastiche conformado de historias mal hilvanadas.

Y bueno, siempre es mucho más difícil recrear bien un decorado de otra época o fantástico que uno actual. Que le digan que no a cualquiera que trabajara con Kubrick. En eso estoy en desacuerdo contigo. Y de acuerdo en lo de la fotografía: va por rachas.

De las demás películas no puedo opinar porque no sé de qué van.

Y yo también quiero que O'Toole se lleve ya el maldito Oscar. Lo mismo, de la impresión, deja de empinar el codo.

Luisru dijo...

"Estos usacos lo flipan con todo lo Brit. Son unos suckers de mucho cuidao" se convierte automaticamente en una de mis frases de cabecera.
No he visto 'Babel', pero después de tu opinión, Lluvia, no sé si hacerme la pedicura yo también.
Respecto a lo de los decorados, con las pelis de ciencia ficción estoy de acuerdo porque los directores artísticos parten de cero, aunque acaben copiándose unos a otros (oh, perdón, se "inspiran" en las obras ajenas). Pero lo del pasado no lo comprendo, se pueden basar en fotos, pinturas y esas cosas. Es más difícil por ejemplo crear un apartamento contemporaneo que parezca habitado que un descomunal castillo. Además, se supone que el premio no es solo para los decorados, sino para todos los objetos que salen en pantalla. Por ejemplo, una dirección artística que me parece genial es la 'Lejos del cielo': cuando la prota le lleva la comida a su marido utiliza un tupper IN-CRE-Í-BLE. Esos detalles son los que deberían diferenciar una dirección artística de Oscar del resto.

Lluvia Pérez dijo...

Perdona, Luisru, creía que la habías visto. Si lo llego a saber no te la pongo a parir en las narices.

Después de destripar el ordenador, si resucita, discuto lo de la dirección artística.

Lluvia Pérez dijo...

Ya.

Tienes razón. Detalles como un Tupperware son, cuando no pecan de cantosos, los que creo que definen una buena dirección artística. Como bien dices, es difícil crear un espacio que parezca habitado (que se lo digan a la cocina de Médico de Familia). Te ponía el ejemplo de Kubrick y no de forma gratuita. No sé si ha habido director más maniático y perfeccionista que él. Dime lo que supondría más dificultad: ¿Recrear bien los escenarios de los años 50 o la Irlanda del siglo XVIII? La famosa escena de las velas en Barry Lyndon lo corrobora. Y sin quitar mérito a otras.

Posiblemente tengamos muchas más referencias de hace 60 años que de siglos pasados. Después de pensarlo bien, es como lo del Código Da Vinci. Todo el mundo puede decir que qué mal escrita está, que vaya porquería de trama, que menuda bazofia. Pero imagina a la gente que entiende del tema, los que conocen al dedillo el museo del Louvre, los historiadores en general y los del arte en particular, los teólogos... incluso algún despistado lector del Opus Dei. ¡Pucha!, esto es una estafa. Hay cosas que, aunque no sepamos decir por qué, ya nos dan mal rollo. Como una comparativa que hacía (más o menos, que no lo tengo y no puedo comprobarlo) "Medía ocho veces la altura del monolito de Washington". Vete a cagar, Brown.

Creo que es lo mismo. Hay veces que ves una película y te olvidas de los decorados porque son parte de la historia, no desentonan, no son un mero complemento.

Es más fácil ver los errores y aciertos en películas de años poco lejanos. Pero también es cierto que supone un trabajo durísimo hacer que los que entienden de estas cosas hagan la vista gorda a errores que se pueden cometer con mucha facilidad en decorados que, a la gran mayoría del público, nos son ajenos. No creo que sean un copia y pega en la mayoría de los casos.

Perdón por el tostón.

anitab dijo...

Sólo dos cosas:

1. Queda demostrado con la foto que has colgado que Beyoncé no es un trolebús como se rumorea en algunos círculos. Viva Beyoncé!!!

2. Una recomendación: que nadie vaya a ver el Laberinto del Fauno. Es aburrida, tópica y bsatante desagradable.(y lo digo yo, que soy capaz de ver dos telefilms de Antena 3 seguidos y sin pestañear...)

AnaCCapote dijo...

jamás enteneré como Penelope Cruz está dodne está... hay mucho mejores actrices españolas