jueves, 6 de abril de 2006

El arte de la corrupción

La primera vez que supe de Marbella fue en programas del tipo "Que me dices". Este espacio idílico aparecía como lugar de veraneo de la jet set (?), tropa encabezada por Gunilla Von Bismarck, una aristócrata venida a menos con pinta de Barbie geriátrica que se hacía acompañar en sus correrías nocturnas por un atípico partenaiere: su ex-marido, un tipo cuyo nombre no recuerdo y que intentaba disimular su evidente calvicie dejándose crecer los cuatro pelos que le quedaban en la parte de atrás de la cabeza.
En aquella época llegó a la alcaldía de la localidad malagueña el orondo Jesús Gil y empezaron los problemas. El antiguo presidente del Atlético también tenía una extraña pareja: una mujer que no debió serlo al principio de su vida, clarísimo precedente de la polifacética Carmen de Mairena, a veces humorista, a veces actriz/actor porno, a veces humorista, pero con más maquillaje y menos gracia.
Cuando Gil fue enchironado (a todas luces injustamente), le sucedió el inefable Cachuli, a la sazón novio de la folklórica mayor del reino, Isabel Pantoja. Pero la corrupción (bonita palabra, a lo mejor voto por ella en el concurso de Escuela de escritores) volvió a hacer acto de presencia y Julian Muñoz fue bruscamente apartado del poder.
Esta bizarra sucesión de parejas parecía haberse detenido, pero de nuevo se ha abierto la caja de los truenos, descubriéndose en su interior numerosos tesoros.El marido de la depuesta alcaldesa parecía normal, pero ésta mantenía un romance extramarital con uno de sus guardaespaldas, pero eso es otra historia. Lo que importa son los tesoros: mogollón de trofeos de caza, cabezas de rinoceronte, pieles de tigre, colmillos de elefante y cosas así. Cuando los vi, pensé vaya decorador más paleto contrataron, en vez de invertir en obras de arte. Mejor no haber abierto la boca. En la siguiente fotografía aparece un cuadro de Joan Miró !colgado encima de un jacuzzi¡
A través de una conversación entre los protagonistas, el cineasta norteamericano Todd Haynes elucubra una teoría sobre el arte de Miró en su más que recomendable película "Lejos del cielo":

- Raymond Deagan: ¿Cuál es su opinión del arte moderno?
- Cathy Whitaker: Es difícil de explicar, realmente. Sólo sé lo que me gusta y lo que no. Como este... No sé como se pronuncia...¿Mira?
-Raymond Deagan: Miró
-Cathy Whitaker: Miró. No sé por qué, pero me encanta. El sentimiento que transmite. Sé que suena terriblemente vago.
-Raymond Deagan: No, no, confirma algo que siempre me ha maravillado del arte moderno, del arte abstracto.
-Cathy Whitaker: ¿Qué es?
-Raymond Deagan: Que quizá continuó la labor del arte religioso, de algún modo de tratar de mostrarnos la divinidad. El artista moderno solo usa los elementos básicos de forma y color. Pero cuando miras a este Miró, sientes exactamente lo mismo.

Quizá mientras se bañaban en el jacuzzi, Roca y sus compinches reflexionaban sobre la divinidad. O sobre el castigo divino. O quizá no pensaban en nada, pero a veces cruzase por su mente, como un denso nubarrón, la persistente idea de finalmente se descubrían los millones que habían "usufructuado" pues, quizá, la tercera iba a ser la vencida.

6 parlamentarios:

Pablo dijo...

El tema de la corrupción en Marbella me parece que no es algo nuevo (y tal y tal), pero que por motivos (políticos) que no citaré (creo que a todos se nos pueden ocurrir) se ha aireado ahora. Un momento en el que a todos (PP,PSOE,PA...) les ha convenido por algo, todos tienen en mente algún beneficio.

Especulaciones políticas aparte, se ha demostrado de forma inequívoca que el tener mucho dinero no es sinónimo de tener buen gusto. La cumbre de mi indignación marbellí llegó al tope cuando entre las imágenes de los informativos de lo que se habían incautado he visto que había un cuadro de Miró... ¡¡Encima de un jacuzzi!! ¡¡¡En un cuarto de baño!!!
1. Horteras
2. Paletos
3. Ignorantes

Espero que se les acuse de algún delito por atentado contra obras artísticas o algo por el estilo. ¿Los muy borricos no sabían que la humedad es malísma para los cuadros?

Qué asco, con todo el dinero por ahí tirado. Han incautado tanto que las cajas fuertes de los juzgados están a reventar.

Una pena.

villaykorte dijo...

A mí Marbella me confirma lo que todos sabemos: que somos unos pringaos. El precio final que pagamos por una vivienda incluye el precio del constructor más las comisiones que ha pagado, el precio de su equipamiento más las comisiones de los vendedores de saneamientos, ladrillos, hormigón, pintura, madera, sumados a las comisiones de los transportistas, instaladores, técnicos etc... Y el principal problema que veo es que el que está sentado en la cúspide de la pirámide es un alcalde. Ya sea un letrado o un cazurro de alcalde, es el que tiene el poder de recalificar hasta el patio de un claustro si en ello aumenta su peculio. (Se vende chalecito en zona rústica integrado en un convento de carmelitas, amplios jardines, zona muy tranquila, ideal para familias cristianas)

Androide Paranoide dijo...

Creo que los ha superado a todos. Ni Gil en el jacuzzi aleccionando en televisión. Ni Cachuli miccionando en el rocio junto a Isabel frente a los periodistas. Me quedo con el Miró en el baño. La cúspide de lo hortera.
El placer que sintiera ese hombre al verlo quizá lo equiparaba al que sentía cuando evacuaba en esas dependencias, en lugar del que produce el arte religioso.

fotero dijo...

Tranquilos, no pasará nada, esto después de semana santa ni palabra...
Además esto ha ocurrido justo ahora por algo, no es casual....

Biógrafo dijo...

Luis Ortiz, el nombre del exmarido de Gunilla que no asume su alopecia. ¿cuantos volúmenes tendra el album familiar de farras de esta gente? os adjunto la foto de la familia en un carnaval
http://www.hola.com/hola/2000/ho2920s1.htm

Luisru dijo...

Ja ja ja, gracias, Biógrafo, la foto no tiene desperdicio, sobre todo el disfraz improvisado del señor Ortiz.