martes, 23 de septiembre de 2008

Odiamos tanto a Boyero

En el fondo, es pura y simple envidia. Mira que aquí hablamos de temas tan interesantes como La Era Victoriana o El plano inclinado de Hollywood y, a pesar de ello, recibimos escasísimos comentarios. Qué le vamos a hacer. El caso. El blog Una de piratas, perpetrado por Oti Rodríguez Marchante, ex-contertulio del programa de Garci y crítico de cine del ABC ha publicado un post sobre el tema de moda (al menos para mí): la polémica recogida de firmas contra Carlos Boyero. O contra El País. O contra los chicos de la prensa, así, en su conjunto. Yo qué sé. Y todo por salirse de una peli de Kiarostami y hacer alarde de ello.

Ese post, que lleva el anodino título de 'Qué poca vergüenza', va por los 425 comentarios. Pero no sólo es la cantidad, sino la calidad. A este texto se han acercado:

Stanley Kubrick: En realidad, 2001 debía terminar con la imagen del monolito incrustado en el culo de Juan Manuel de Prada, como símbolo de la inteligencia cósmica más allá de toda comprensión. Pero me pareció demasiado evidente. Por cierto, me he reencarnado en Pepón Nieto.

Antonio del Real: ¿Y nadie habla de mi última obra maestra?

Eduardo Torres Dulce: Señorita Pepita, debo decirle, en primer lugar, que no tengo polla. Y sólo follo con Garci utilizando la prótesis testicular que mi buen amigo Oti le regaló a Don Carlos Boyero.

Hermanos Lumière: Desde la tumba seguimos apasionante "polèmique". Augusto, hermano mío, mira que te lo dije: "El cine es un invento sin porvenir".

Paco el Pocero (ese hombre): ¿Y de lo mío, qué?


¿Y qué opino yo de la polémica? ¿Le importa a alguien? Bueno, pues pienso que alguien que afirma que Godard le parece uno de los mayores bluffs de la Historia del Cine y que detesta películas como 8 y Medio, Persona o Inland Empire... Que cada cual complete la frase a su conveniencia. ¡Y todos a comentar!

10 parlamentarios:

Palomares dijo...

A mí Boyero me cae fatal, las cosas por delante. Creo que es un pedante de cuidado, que piensa que escribir bien es juntar en una sola frase diez adjetivos polisílabos, entre los cuales obligatoriamente han de estar nauseabundo, putrefacto o
Dicho lo cual, al hombre se le tienen unas ganas locas, supongo que porque ha alcanzado estatus de estrella ya -desaparecido Fernández Santos, que también me caía fatal y por el que fui a ver Episodio 1 con esperanzas, menudo cabrón-, y parece que están aprovechando la más mínima excusa para lincharle.
A mí me parece más escandaloso que diga que Gangs of New York es una obra maestra, pero ya se sabe, yo no escribo en ABC.

Didac Valmón dijo...

No entiendo esto muy bien, pero como te quejas que apenas tienes comentarios te dejo uno y alivio mi conciencia

Lluvia Pérez dijo...

El que antes me gustaba y cada vez menos, Albéniz (por extremista), rozando el tema:

http://www.soitu.es/soitu/2008/09/24/tveldescodificador/1222235153_275332.html

Luisru dijo...

Ay, Palomares, sí a todo. La escritura de Boyero se repite más que el ajo. Y todo el mundo quiere lincharle por estar donde está, lo cual no quiere decir que no se lo merezca. Estooo...
Valmon, tampoco es eso, hombre.
Lluvia, Albéniz nunca me ha gustado. Me parece lo opuesto a Belmonte: simplemente no entiendo como alguien puede dedicarse a hablar de televisión si la detesta.

pikonasso dijo...

Yo le agradezco una cosa a Boyero. Haberme descubierto The Wire... y es que la serie esta que se sale.

Paco Bernal dijo...

A mí Boyero, particularmente, me parece pose y sé que quizá alguien se escandalizará, pero estoy convencido de que va tan de gurú incorrecto como Carlos Pumares iba en tiempos. Lo que es evidente es que sabe venderse bien y que no le importa que le pague Pepe o Juan siempre que le suban el sueldo más que el IPC.
Saludos

andreyer dijo...

Voy a decirlo ALTO Y CLARO:

CARLOS BOYERO ES UNA ESPECIE DE CRÍTICO DE CINE SIN IDEA ALGUNA DEL 7º ARTE, XENÓFOBO, RACISTA, MACHISTA, REACCIONARIO, EGOCÉNTRICO Y GILIPOLLAS.

Resumiendo, un dechado de virtudes.

El diario El País ha perdido muchos enteros contratando a este mequetrefe barato, a este simplón con ínfulas de premio Nobel.

Si algún día le veo por la calle, no dudaré en meterle una colleja. O mejor: prepararle una sesión en plan "La naranja mecánica" (que no pueda cerrar los ojos) y ponerle todos los tostones de arte y ensayo de los últimos 50 años, desde lo más abstracto de Godard, pasando por las pelis de Alain Robbe-Grillet, Antonioni ("La aventura" por ejemplo), Angelopoulos ("El apicultor" se la pongo 4 veces seguidas), etc.
Este tipejo creo que es la reencarnación de Adolf Hitler, Goebbels, Mussolini o Jack el destripador: una joyita.

Luisru dijo...

Pikonasso: tendré que acabar con los Mad men para empezar The Wire... Si me quedan fuerzas.
Sr. Bernal: todavía me acuerdo cuando Boyero arremetía contra Prisa y El País y mírale ahora.
Andreyer: así se habla!

Pablo Gamo dijo...

Si tuvieses los comentarios que mereces, piensa que dejarías de ser un bloguero maldito...

Sé que no es consuelo a mí tampoco me comenta ni Blas.

A mí Boyero sí me cae bien, y precisamente porque dice abiertamente que ciertas peliculas 'intocables' le parecen una ful. Si no te pasa con esas que mencionas y consideras magistrales te pasará con otras.

Un saludo

Francisco Riofrío "Rio" dijo...

Boyero es sencillamente un tipo al que muchos envidiamos por el hecho de que le pagan por dar su opinión y el tipo la da íntegramente, en sentido literal.
A mi me gusta porque lo que hace es, sencillamente, eso, opina desde su punto de vista y desde su sentido del gusto y me gusta porque se aleja muchas veces de todo eso que te enseñan a que te guste en la universidad si quieres aparentar que sabes de cine.
A mi me cae bien, coincido con el en algunas cosas y discrepo en otras, pero no me creo en posesión de la verdad absoluta, como a la mayoría de los críticos frustrados a los que se les hinchan las venas (de los dedos, en este caso) con los críticos que ejercen.

Además, señores, hay días que no está uno para Tarkovski.