miércoles, 2 de mayo de 2007

Karl Lagerfeld

Para mí, Karl Lagerfeld era uno de esos personajes difusos que uno no sabe bien quienes son, tiene una ligera idea, le suenan cuando salen por la tele, como la gente que te encuentras todos los días en el mismo trayecto de metro o autobús y a los que conoces de vista pero no sabes nada de ellos, únicamente que deben trabajar o vivir en el mismo lugar en el que lo haces tú, porque se bajan en tu parada.
Yo sabía que Karl Lagerfeld era un diseñador alemán de haute couture y que se vestía muy hortera. Su atuendo era una mezcla entre el Vizconde de Valmont en 'Las amistades peligrosas' y Fred Astaire en 'Sombrero de copa'. Ah, y que siempre llevaba gafas de sol, como Jack Nicholson y Martirio.
Pero hace un par de años llamó mi atención al salir en los papeles debido a la línea de ropa que había diseñado para la cadena de tiendas francesa H&M. No es que yo esté a la última en moda (de hecho, hasta hace poco, pensaba que H&M quería decir "hombre y mujer"), pero como Anita es fan fatal de Hennes y Mauritz he estado allí más de una vez y más de dos.
Al principio no entendía por qué tanto revuelo con aquella ropa, que se agotó a los dos días de ponerse a la venta, pero Anita me explicó que Karl Lagerfeld normalmente diseñaba para Chanel. Vamos, que es como si Millás se pone a escribir los guiones de 'Bea la Fea' o Faulkner, los de los X-Men.
Me llamó la atención el hecho de que Mr. Lagerfeld se enfadase con H&M porque habían fabricado la ropa hasta la talla 46. Él decía que jamás volvería a diseñar nada para más de una 40. O sea que Karl, además de un hortera, también era un poco gilipollas.
Entonces leí en un blog que ya he dejado de leer hace tiempo una de esas sentencias que nos hacen reafirmarnos en una idea recién adquirida:


"Who are your favourite writers?
In what language? I like poets best, E. Dickinson (English), R. M. Rilke (German), Mallarmé (French), Leopardi (Italian). I speak no other languages and I don't believe in translated poetry..."


Confirmado: Karl Lagerfeld es un gilipollas.
Pero en los últimos tiempos se ha operado un cambio en mí con respecto a su persona. De pronto, me cae hasta simpático. ¿Quién tiene la culpa? 'La hora chanante', por supuesto.


No me resisto a volver a colgarlo.

"Todo lo que lleve Karl Lagerfeld os va a costar buenas perras". Mira por donde, Karl Lagerfeld es un tipo enrollado. El pobre estaba traumatizado por su sobrepeso (perdió 36 kilos en un año) y por eso le horripilan las tallas grandes. El único defecto que se le puede achacar es que tiene el muelle flojo.
Si uno tiene ojos y oídos, es normal que se encuentre a este sujeto esporádicamente en los medios, porque siempre se saca algo de la manga para volver al primer plano de la actualidad. Bueno, tampoco es que llegue a los extremos de Tamara-Yurena, que dice que Jesucristo Nuestro Señor se le apareció en toda su gloria, pero ya me entendéis.
Hace unos meses me encontré con una crítica del primer disco de Karl¡ Oh, no penséis mal, Mr. Lagerfeld no canta ni mucho menos, pero dentro de una serie de especiales que publica la revista Vogue, en los que diseñadores de renombre eligen sus canciones favoritas, se ha publicado 'Karl Lagerfeld: Les Musiques Que J’aime', en el que este tipo tan modernuqui mezcla su devoción por Stravinsky con artistas a la última, como las Pipettes, Davendra Banhart o Super Furry Animals.
No tiene mal gusto el hombre, pero no me lo imagino en un garito de moda retorciéndose al ritmo de LCD Soundsystem. Me pega más en su casita dormitando tras sus gafas de sol mientras escucha añejos discos de jazz.
Pero lo último y más impactante que he sabido de Karl es...
Estamos de enhorabuena. La librería especializada en comics con más solera de la capital de España cumple 25 añitos. Se trata de Madrid Comics, situada en la calle Silva 17.
Pues el otro día estaba yo leyendo un artículo sobre tan magno acontecimiento, en el que el dueño enumeraba los clientes famosos del establecimiento y entre ellos estaba... No, no es Tamara ni tampoco Jesucristo... Efectivamente, es ¡¡¡Karl Lagerfeld!!! "Siempre que viene a Madrid se pasa a comprar libros". Mira que si un día me voy a comprar el último número de Factor-X y me lo encuentro allí es que me da un pasmo. ¿Qué pensará de mi jersey de rallas adquirido (sic) en H&M y de mis vaqueros rotos? ¿Me escupirá a la cara si le pido un autógrafo? ¿No habrá confundido el dueño de Madrid Comics a algún gracioso convenientemente caracterizado del diseñador con el propio Karl? Mira que por aquí se pasa mucho friki disfrazado...
Conclusión: para mí, Karl Lagerfeld ya no es un personaje difuso, ya no es un desconocido y espero que para vosotros tampoco. Citando a mi mi compañero vienés, El callejón de los gatos te enseña, El callejón de los gatos entretiene.

9 parlamentarios:

Carmen dijo...

Has tocado un tema al que a mi me da mucho que hablar. Pues justo ayer cuando pude ver en el mismo telenoticias a Kate Moss en Top Shop (www.katemosstopshop.com) posando en el escaparate de Oxford Street un poco más y me da un espasmo, y de una vez por todas lo entendí todo, todito, que si Stella Mc Cartney para Adidas, que si Madonna para H&M, ahora la Pe y su hermanita para Mango, y suma y sigue porqué hasta la J Lo diseña… algunos dicen: "Nosotros como consumidores nos quitamos el sombrero ante las celebridades y decimos: 'Ustedes viven la vida que aspiramos, entonces dígannos como vestirnos,"' dijo Wendy Liebmann, jefa de consultores de WSL Strategic Retail.Aunque las estrellas han puesto sus nombres detrás de productos de consumo -- Frank Sinatra tenía una línea de corbatas -- la tendencia despegó con Martha Stewart quien construyó un imperio a partir de sus talentos domésticos y P. Diddy quien pasó de sus raíces de hip hop para construir su conocida marca de ropa "Sean John.""Una gran estrella tiene un enorme valor de la equidad," dijo Robert Thompson, un profesor de cultura pop en la Universidad de Syracuse.
En fin, el caso del Lagerfeld es un pelín diferente, yo lo admiro, si, si, y el cañón de novio que tiene también es de admirar está como un queso y es de Barcelona, jajajajaja.

Lluvia Pérez dijo...

Será tontoelhaba, pero tiene buen gusto para la poesía, ¡f'jaté!

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues si te lo encuentras algún día dile que se puede meter su tallaje y toda la obra de Rilke por salva sea la parte.
Hay que ser mamón, hombre.

pikonasso dijo...

h y m no es sueca?

Lluvia Pérez dijo...

Salva, salva no creo que esté la parte, según argumenta Carmen.

Paco Bernal dijo...

Pero vayamos a lo importante: ¿Que Tamara/Yurena ha dicho que se le aprece quiéeeeeen? Dios mío, por estar fuera de España las cosas que me pierdo. Ella y la seisdedos van a montar una que ni la del Palmar de Troya. Y si no: al tiempo.

Luisru dijo...

No sabía que Karl tenía un novio, no sabía ni que era homosexual, yo pensaba que lo del abanico era un truco para arrimarse a las supermodelos.
Y Tamara la armará si no vuelve a intentar suicidarse porque nadie la hace caso, la pobre.

LOLA GRACIA dijo...

Me ha encantado el post. Y lo de Yurena y las apariciones me ha llegao al alma. Muy bueno...En el fondo es un ex-patito gordo como servidora. No hay pa tanto.

Marujita Robinson dijo...

No sólo es gilipollas, también tiene cara de serlo. Claro, como él es un anoréxico se la pela lo demás.