martes, 29 de mayo de 2007

El amor en los tiempos del cólera

Uno no debe fiarse de las listas, sobre todo de aquellas en las que hay un primero y, luego, todos los demás. Pero aunque yo no me fíe, no puedo evitar echarles un ojo. Hace unos meses se publicó una nueva selección (y van...) de las 100 mejores novelas en castellano del siglo XX. Para quien desconozca la existencia de esta lista, tiene 15 segundos para elegir su novela favorita. Si en 15 segundos no se le ha ocurrido ninguna, es mejor que apague el ordenador y se ponga a leer.
Pues bien, la ganadora fue 'El amor en los tiempos del cólera', de García Márquez.

Fermina Daza y Florentino Ariza permanecieron en los puestos de mando hasta la
hora del almuerzo, poco después de que pasaron frente a la población de Calamar, que
apenas unos años antes tenía una fiesta perpetua, y ahora era un puerto en ruinas de
calles desoladas. El único ser que se vio desde el buque, fue una mujer vestida de blanco que hacía señas con un pañuelo. Fermina Daza no entendió por qué no la recogían, si parecía tan afligida, pero el capitán le explicó que era la aparición de una ahogada que hacía señas de engaño para desviar los buques hacia los peligrosos remolinos de la otra orilla. Pasaron tan cerca de ella que Fermina Daza la vio con todos sus detalles, nítida bajo el sol, y no dudó de que en realidad no existiera, pero su cara le pareció conocida.

Como media humanidad, el primer libro que leí de García Márquez fue '100 años de soledad'. Siempre que leo una novela tiendo a confundirla con el escritor, algo de lo que he hablado aquí hace poco. Por eso, mientras leía 'El amor en los tiempos del cólera' no podía dejar de pensar en la historia de los Buendía. Por eso quizá esta me pareció una hermanastra pobre, en la que los personajes no son tan interesantes ni les pasan cosas tan raras, aunque sus vidas sean igual de largas e intensas. Supongo que García Márquez pretendía precisamente eso: superar su propio realismo mágico (del que aun se observan pinceladas, como en el fragmento citado) con un relato más o menos plausible: la imposible historia de amor entre Florentino Ariza y Fermina Daza, consumada más de 60 años después de su inicio.
Lo admirable del Nobel colombiano es sin duda su prosa, de una riqueza y una puntería inigualables. Después de leerlo, te das cuenta de lo hermoso que puede llegar a ser el idioma que hablas. Y de lo mal que tú lo hablas, por eso no serás jamás un escritor famoso y él sí.
El caso es que, si nos fiamos de la listita de marras, esta es la mejor novela del siglo XX. Pues muy bien, quizá ni haya libros mejores que otros, simplemente unos nos gustan más que otros (siempre que en tu canon literario no incluyas 'Teo en tren' o algo de María de la Pau. Pero si nos fiamos de la listita de marras, Javier Marías está a la misma altura que Roberto Bolaño, y una cosa es que Javier Marías pueda ser un escritor que se pueda leer sin sonrojo y otra es que se pueda poner a la altura de un narrador al que leerán generaciones y generaciones venideras (o eso espero).
Y me choca un poco que haya entrado en la lista 'La sombra del viento' y no 'Tiempo de silencio', además de otros olvidos imperdonables como Carmen Martín-Gaite, Millás, 'La colmena' (qué pasa, a mí me gusta) o 'Fuco Lois'. No sé quienes serían esos 81 expertos que se encargaron de la selección, pero me da que no estaban muy inspirados ese día, o que pretendieron gastarnos una broma buena, buena.
A ver si esta lista no va a ser de fiar. Anda, como casi todas.
Y para terminar, una noticia que me ha epatado: la (imposible) adaptación cinematográfica de 'El amor en los tiempos del cólera', con Javier Bardem como protagonista. ¿Quién es el primero que se apunta para no ir a verla?
Mmmm, aunque viendo a la actriz italiana que va a encarnar a Fermina Daza, Giovanna Mezzogiorno...



... A lo mejor cambio de idea.

11 parlamentarios:

José Antonio Palomares dijo...

Increíble cómo lo que parecía un artículo gafapasta ha dado un viraje a uno lúbrico. Muy bien, ese es el espíritu.

Lo d eno incluir Fuco Lois es inexplicable, en efecto. Probablemente fruto de intensas envidias -los escritores son así, se amargan con el éxito ajeno- o una conspiación no necesariamente judeomasónica, sino de los Iluminati o los nuevos cátaros. O de los Teletubbies.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Bueno bueno bueno, ya había leído algo sobre esta lista en el blog de Enrique Ortiz, pero vuelvo a mirarla y vuelvo a soliviantarme. Desde luego, coincido contigo en que es una desfachatez incluir a Marías y no a Palomares. Por muchas virtudes que tenga Marías, no puede ser que DOS de sus novelas estén en el top-ten. No puedo estar de acuerdo contigo, sin embargo, con respecto a Millás, excelente articulista y cuentista, pero mediocre novelista a mi juicio.
La lista es incorrecta en varios aspectos. Hay muchas cosas ahí que no son novelas. No entiendo qué pinta "Olvidado Rey Gudú" en ese inmerecido cuadragésimocuarto puesto. Me molesta bastante ver a "La Ciudad de los Prodigios" dentro de los primeros veinte, aunque admito que es una novela por lo menos bien construída, que es de lo que se trata.
Novela - estructura.
Novela - estructura.
Novela - es-truc-tu-ra.
A ver si nos va quedando.

Isabel dijo...

No me fío de las listas, ni mucho de quien las hace. Los buenos libros no se miden por aquellos que más venden la fnac o El Corte inglés sino los que te transmiten algo, te enseñan y además permanecen en la memoria para siempre.

Lluvia Pérez dijo...

He vuelto para lavar las bragas y volver a irme (y de paso, prepararle la declaración de la renta al asesor). Chicos, que se va una dos semanas y no paráis de escribir, leñe. En un balneario, no: mejor. Lo del hotel venía a de perlas porque estaba en esos momentos en el San Domenico de Taormina. La vuelta es dura... y la colada, más. Pero me consuela que dentro de poco estaré por donde le dije a Cayetana y daré un salto a donde te dije a ti. Y basta de poneros los dientes largos.

Lo de las listas es una cosa tan poco justa que paso de indignarme con el orden de las seleccionadas, por no hablar de las omisiones. Por eso no me sorprende que Fuco no esté. Ni que Atrapado en el tiempo se tome como comedia ligera, cuando me gusta tanto o más que Arsénico por compasión (si, ya, blasfemia). Ni que los herederos de Nino Bravo permitan esos duetos.
Que se reúnan los entendidos y se peleen ellos. Yo tengo mi lista y que se atreva un "crítico" a llevarme la contraria. A vosotros sí os lo permito, faltaba más.

Lluvia Pérez dijo...

Ah, y lo de Kirguistán, cuando queráis.

Anitab dijo...

Yo añadiría a la estupenda lista esa unos libritos de Louisa May Alcott, que viene siempre con muchos dibujitos y son ideales para no pensar. Así que ahí va mi propuesta con Mujercitas, Hombrecitos y Los Primitos. Por cirto no entiendo lo de la exclusión de Fuco Lois.

Carmen dijo...

He linkado el pdf y no he podido evitar empezar a lleer por el final... curiosamente cuando acaba la novela pone FIN. Yo tampoco creo en estas listas y últimamente están muy de moda. Para mi esta novela significa el principio del fin de mi eterna edad del pavo.

Valmón dijo...

Prefiero no leer la lista...por lo que dices, estoy de acuerdo, faltan demasiados títulos y después de lo que pasó el domingo en Madrid y en mi pueblo ya tengo la úlcera bastante abierta como para que encima me den ganas de fusilar a un grupo de ¿expertos? que no creo que hayan leído mucho de lo que dicen haber leído y que en fin...
Igual la mejor novela del siglo XX termina siendo la autobiografía de Sarah Montiel o alguien por el estilo, vete tú a saber...está la cosa muy malita. Faltarán tantos que nos han gustado y que sabemos imprescindibles.

Anitab dijo...

Creo que el gran jitazo del milenio va a ser la autobografía de la cantante de... Ponte el citurón, prótege tu vida, tu seguridaaad es muy importanteeeee!!!!

Luisru dijo...

Caye: dale una oportunidad al Millás novelista ('La soledad era esto' es muy buena)
Palomares: te recomiendo que visites la página de la Mezzogiorno, que tiene fotos aun mejores.
Lluvia: basta ya, que los demás no tenemos vacaciones hasta el verano (a ver si entonces podemos acercarnos a Kirguistán). Por cierto, a mí también me gusta mucho 'Atrapado en el tiempo'.
Valmon: ¿qué pasó el domingo' ¿no estarás hablando de política en este blog?
Anita, guapa, 'Los primitos' no puede entrar porque no es una novela escrita en español. La autobiografía de la autora de la canción del verano, sí.

Marujita Robinson dijo...

Yo me la he leído, me gustó. Ahora estoy con la Pasión turca (truño garrafal, me aburro como una oyster...)