jueves, 5 de abril de 2007

La degradacion humana

Pensábamos que no habíamos llegado al punto más alto de la degeneración humana en televisión pero NO ES CIERTO. A veces el cerebro olvida cosas desagradables, dolorosas o simplemente insignificantes como la bonita historia de Marujita Díaz y José Manuel Parada en el Barco del Amooooooooorrrrr. (Lo siento Luisru)
¿Os acordáis de esa bonita secuencia veraniega en la que ambos se muestran un gran aprecio? Recordemos entonces (si no eres mayor de 18 años no sigas leyendo, más que nada por tu salud mental):

1. En la primera parte de este maravilloso documento aparecen las dos perlitas de este video jugueteando cerveza en ristre. !Ay, que te cojo por aquí!... ¡Ay, que te cojo por allá! en la cubierta navegando a toda velocidad por el Mediterráneo. Supongo más o menos por la zona de Benidorm porque no me imagino tal cutrerío en otro sitio... Música de fondo: "me duele el corazón de quererte tanto, me duele el corazón de quererte tantooooo". En ese momento Marujita logra que Mr.P se quite los pantalones y enseñe un estupendo fardahuevos azul a juego con una camisa de colores imposibles. Como diría Jose, todo un Terrorista Estético vamos...

2. Marujita enseña las Lolas. No puedo añadir nada más. La visión me espeluzna.

3. Marujita devora un extraño animal que acaba de cazar Mr.P después de darle un susto con su no-vestimenta. Ella lo remata metiéndoselo en la boca mostrándolo como un trofeo. Como amar es compartir empieza a hablar y a salpicar con el animal muerto repartiéndolo con sus compañeros.

4. La bacanal romana. Mr.P con sábana y Marujita con el trapazo ese que lleva empiezan a compartir champán y a derramárselo por encima de sus turgentes cuerpos. Aprende erotismo Nacho Vidal...

5. ¿Os acordáis de las bonitas estatuas o como se llamen que presidían los barcos de las pelis de piratas? Pues así es Marujita con una Margarita al aire, las gafas último modelo de Victoria Beckham y sombrero adquirido en un balneario para la tercera edad. Repito: a Maruja se le ve un pecho.

6. Supongo que en este momento tendréis los pelos como escarpias o tal vez os habéis tirado al suelo para haceros los muertos pero el show debe continuar. Y así lo piensan Mr.P y Maruja porque ¿os acordáis de Cenicienta? Parada hace de príncipe y decide poner a Maruja una sandalia de corte imperio a juego con el trapazo de su vestido... Ella sube el pie para que él llegue mejor y entonces.... vemos lo que nunca hubiésemos querido ver: el conejito juguetón de Maruja y entendemos en este preciso momento por qué los dinosaurios como ella se extinguieron... por asquerosos!!!

11 parlamentarios:

Cayetana Altovoltaje dijo...

Jo-fucking-derrrr.
¿Qué fue de Carlos Latre?

Valmón dijo...

Diosss que manera de fastidiarme la reetre en internet...que asquito de recuerdos...Faltan algunos frikis más...pero joer

Marujita Robinson dijo...

OMFG (con perdón)

Isabel dijo...

nada más que le ha faltado a MrP. beber champan en la sandalia de la sandalia de marujita

junior dijo...

anita... ¿por qué me haces esto?

había conseguido olvidar ese momento...

Lluvia dijo...

Mi mente ha creado una versión alternativa: Mr P se cae de culo sobre las hélices mientras Marujita se queda con los pantalones en la mano. Comida para peces. Marujita muere cuando el hueso (ese superafilado que hay en el pollo) le atraviesa el esófago.

Luisru dijo...

Me encanta la versión alternativa. Aunque me parece una muerte demasiado rápida para ambos, yo idearía algo más lento y doloroso como ser una vieja gloria de la que todo el mundo se ríe... Ah, pero si es lo que son.
Por cierto, Marujita, ¿qué significa OMFG?

Lluvia Pérez dijo...

Es verdad, habría que darle algún matiz más, como que sólo se desmiembra en parte y... bueno, mejor lo dejamos.

(Oh My Fucking God)

Luisru dijo...

Gracias mil por la aclaración, Lluvia, anoche no pude dormir intentando resolver el enigma.

pikonasso dijo...

AGGGGGGHHH
MiS Ojos!!! mis ojos!!!
Esa visión suplantará a la ballena blanca en mis pesadillas, (uno de Los Simpsons dixit)

Curiosa dijo...

Je, je, je, ¡¡ya se me había olvidado ese episodio de cutrez suprema!! Ay, Anita, tu crueldad no tiene límites... ¡¡pero me he partido de risa recordando a Mr. P. con el marca paquete, juas, juas!!