domingo, 18 de febrero de 2007

El fin de Igor

Pese a ser una peli que han puesto infinidad de veces en la tele (aunque desde que los programadores se pusieron puñeteros con el blanco y negro, ya solo a horas intempestivas), no había visto hasta hace bien poco 'El jovencito Frankenstein'. No soy fan de Mel brooks y mucho menos de Gene Wilder, pero reconozco una buena comedia en cuanto la veo (ja, ja, he hecho un chiste). Los chistes son bastante tontorrones, pero efectivos. Con el final (que no voy a desvelar, por si queda alguien que no la haya visto) me reí durante varios días. La mítica escena de Igor y Aigor es de esas que hay que ver una docena de veces para que te hagan gracia, como las tontunas de 'La Hora Chanante'.
'El jovencito Frankenstein' ha envejecido bien porque, además de los chascarrillos, el resto de los aspectos de la producción fueron mimados: la fotografía en blanco y negro es estupenda, al igual que la partitura de John Morris. Además, para los decorados se usó parte de la escenografía del Frankenstein original.
Gene Wilder está aquí tan histérico como de costumbre, aunque el personaje lo agradece. El resto de las interpretaciones son memorables, en especial las de Madeleine Kahn y Marty Feldman como Igor (o Aigor). Marty Feldman es divertidísimo, es algo así como Chiquito de la Calzada, que, en cuanto se mueve un poco (jarl¡) yo es que me parto.
A la mayoría de los actores no los conocía, así que me puse a cotillear en sus vidas y filmografías gracias a San Google. Por cierto que gracias al buscador favorito de América me he enterado de que Gene Hackman (totalmente irreconocible) aparece en un minúsculo papel. La explosiva ayudante del doctor Fronkonstein es Teri Garr, que me sonaba, claro, porque aparece en 'Encuentros en la tercera fase', 'Tootsie' y un engendro llamado 'Michael' que, gracias a Dios, todo el mundo ha olvidado. La criatura es Peter Boyle, que ofrece una memorable interpretación en 'Monster´s ball' y era famoso por su papel en la serie 'Todo el mundo quiere a Raymond', que nunca he visto. Madeleine Kahn intervino en otras películas de Mel Brooks como 'Sillas de montar calientes' y cayó en un cierto ostracismo. Marty Feldman se murió en 1982.



¡En 1982!, pensé. Lleva siglos muerto. ¿Cual sería la causa de su prematuro viaje al otro barrio? Pues, desde luego, es digna de una película de Mel Brooks. Resulta que el pobre Marty estaba rodando el que sería su último trabajo en México, una olvidada comedia titulada 'Los desmadrados piratas de barba amarilla', cuando le dió un infarto. Hasta ahí todo más o menos normal. Pero, ¿por qué le dió un infarto? ¿Padecía un trastorno coronario congénito? Noooo. Según la wikipedia (cada vez me fío menos de este invento) comió pescado en mal estado y esto hizo que su corazón dejara de latir. Yo pensaba que si comías pescado podrido te daba un cólico o algo así. No tengo ni idea de medicina, a pesar de House. Pero lo más raro es que resulta que (siempre según la wikipedia) la muerte pudo ser producida por un susto. Pero el pescado no fue el que le dió el susto, sino Sergio Aragonés, un dibujante de cómics famoso por ser el creador de Groo. Aragonés también estaba rodando una película en México (la wikipedia no indica por qué un dibujante de cómics rodaba una película) y le dió un susto a Feldman la misma noche en la que murió. Muchos años después publicaría una historia llamada "I killed Marty Feldman", donde lo explicaba todo.

I killed Marty Feldman

En realidad, el adorable Marty bebía más de la cuenta y fumaba 4 paquetes de tabaco diarios, así que lo más probable es que su corazón no tolerase demasiado bien estos excesos. Pero él prefiere seguro esta bizarra versión de su fin con tal de haberse despedido haciéndonos esbozar una sonrisa.

7 parlamentarios:

Cayetana Altovoltaje dijo...

Una de mis pelis favoritas. No entiendo por qué Madelein Kahn cayó en el olvido, para mí es una de las mejores actrices cómicas de todos los tiempos. "Sillas de montar..." merece la pena sólo por la escena en la que canta Lili von Shtupp (hay que verla en inglés): "i'm not a wabbit, i need some we...st". Además, tiene mérito no partirte el eje cada vez que aparece Marty Feldman.
Tampoco entiendo por qué Gene Wilder no tuvo una carrera más brillante. Las dos películas con Richar Pryor también son joyas de la comedia (aunque cutres, y pésimamente dobladas).
Qué tristeza haber nacido en un país doblador, demonios.

José Antonio Palomares dijo...

De Sillas de montar calientes es genial la escena en que van a colgar al negro y este arrebata a uno una pistola, se la pone en el cuello y amenaza a todos con que va a disparar al negro, para el espanto de todos.

El jovencito Frankenstein, aunque tiene unos cuantos chistes moranquianos ("Vaya par de aldabas", "Gracias, doctor") tiene también algunas de las mejores escenas cómicas de todos los tiempos:

Frankenstein: Escuche, Igor, yo soy un reputado cirujano, si lo desea podría operarle para extirparle la joroba.

Igor: ¿Qué joroba? No sé de qué me está hablando.

O que se oiga el relinchar de los caballos cada vez que alguien pronuncia Fraü Blücher. O mi favorita, desenterrando el cadáver:

Frankenstein: Qué trabajo tan asqueroso.
Igor: Podría ser peor.
Frankenstein: ¿Cómo podría ser peor?
Igor: Podría estar lloviendo.

Y se desencadena la tormenta.

Curiosa la historia de Marty Feldman y Aragonés.

Isabel dijo...

mi escena favorita del jovencito es cuando le pregunta de qué tipo cogió el cerebro:
-"A no se qué"
¿A no se qué?
A normal
A normal? Anormal?
y empieza a estrangularlo

Persio dijo...

si que buena peli has traido a mi memoria, excelente espacio, saludos y mi voto de hoy en el 20 minutos!

altovolta dijo...

Ah, qué recuerdos... fetén homenaje, sí señor. Por cierto, ¿os acordáis de Blaky, ese actor español, o lo que sea, que estuvo décadas viviendo del cuento de que era clavado a Feldman? Ah, nuestro extraño cine setentero, tan desaprovechado por la horrible Días de cine. Ah, supongo que no te perderás una de Antonioni en el ciclo del Círculo de BBAA, ¿no? Salu2

Luisru dijo...

¿Ponen una de Antonioni en el círculo de Bellas Artes' No me he enterado. No tengo ni idea de quien es Blaky.
Las pelis que hizo Gene Wilder con Richard Pryor me parecían abominables, pero tendré que repescarlas en versión original.
Yo creo que mi escena favorita es (aparte de la de Igor) es el final (aunque sea un tanto moranquiano).

Guillermo dijo...

Creo que si te hace falta ver varias veces alguna escena de la pelicula o de la Hora Chanante para reirte es que o no lo entiendes y te tienes en mas estima de lo que realmente eres, y lo tuyo es bajarte videos del que comparas con tu "homenageado", o tienes un don analizador con el cual simplificas momentos de la película que yo creo menos sencillos. ¿Matices? Cada uno le resta importancia a lo que quiere, o a lo que no ve. Buen blog el tuyo. ¡Frau Bruger!