viernes, 3 de octubre de 2008

El rascacielos reflectante

Foto del autor


El hotel estaba justo enfrente. El edificio no llamaba especialmente la atención hasta que la luz del sol se marchó. Cuando la oscuridad llegó a Bruselas, la torre se iluminó, primero de todos los colores del arco iris, después de uno solo. Y, para rematar la faena, predijo la temperatura del día siguiente con sus luces chillonas. No puede reprimir un grito: ¡el rascacielos reflectante! Y meteorólogo... Todos los días, al caer la tarde, asistíamos al espectáculo. No nos decidíamos en calificarlo como una horterada o una obra de arte. ¿Se puede ser ambas cosas? ¿Un dibujo de Mucha? ¿Una película de Douglas Sirk? ¿Pushing Daisies?


Desconocía el nombre del edificio hasta que hace unos días me topé con él en el telediario. Se trataba de la Torre Dexia, propiedad de una entidad financiera francobelga que se había hundido en bolsa. La etérea crisis parecía materializarse en ese gigante de cristal y acero. ¿Apagarán ahora las luces? ¿No podrá reflectar el pobre rascacielos multicolor, virado a negro por culpa de las fluctuaciones de la economía de mercado? Bruselas ya no será lo mismo sin él.

3 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Debería comentar algo sobre el edificio, pero es que estoy muy emocionada:


http://www.mininova.org/tor/1868445

Luisru dijo...

No puedo esperar para verlo. Jo, sabes lo que he leído: que la audiencia del primer capítulo ha ido fatal y que no saben si van a firmar para una temporada completa. Me temo que nos va a pasar como con Carnivàle. Qué asco de vida. Mientras tanto, CSI dura y dura. Qué injusto. Qué indignación.

hombreperplejo dijo...

Imagino una ciudad donde todos los edificios son así. Los potenciómetros se iluminarían según los niveles de contaminacion acústica de la ciudad. O también podrían tomar el color del estado anínimo de sus inquilinos, de modo que la ciudad ofreciera una visión multicolor de emociones...

Encantado de conoceros. ¿Puedo incluiros en mi blogroll?

Perplejos Saludos!