martes, 11 de septiembre de 2007

Escritores que hunden España

Lily conocía Bruselas y había estado en París, pero sólo en una visita relámpago para ver a una tía enferma. También conocía Dresde; eran muchísimos los cuadros que no había visto; sin embargo, a veces se hacía la reflexión de que quizá fuese mejor no verlos: sólo servían para que uno se sintiera desesperanzadamente descontento con su propio trabajo.

'Al faro'. Virginia Woolf.

Si tuviera todo el tiempo del mundo, me dedicaría básicamente a leer. A leer no sólo aquellos libros que tengo ganas de leer y que he ido aparcando durante meses e incluso durante años, sino también aquellos libros que nunca leeré precisamente por falta de tiempo. Me refiero principalmente a libros mediocres o deplorables que no merecen siquiera el calificativo de literatura pero que invaden las estanterías de las librerías y a cuyo influjo somos permeables por la acción perniciosa del marketing y la publicidad.
Me refiero a libros del tipo de dos títulos con los que me he cruzado recientemente en escaparates de grandes superficies y similares; los últimos publicados por dos insignes de nuestras letras: César Vidal y Curri Valenzuela. Bueno, él puede que haya escrito otros 6 o 7 después de éste.
César Vidal es uno de esos tipos polifacéticos que lo mismo participa en un tertulia radiofónica que publica un best seller. Pero, ¿para qué publicar un best seller si puedes publicar 17? 17 es el número de libros de este señor que llegaron a las librerías en 2005. No sé cuantos llevará en 2007, pero el que nos ocupa no debe ser el último. Se trata de 'El camino hacia la cultura', cuyo subtítulo es 'Lo que hay que leer, ver y escuchar'. Y digo yo, si este tipo escribe tantos libros y además acude de lunes a viernes a las diatribas mañaneras de Losantos y alguna vez hace incursiones televisivas, ¿como le queda tiempo para leer, ver y escuchar algo? Y menos para hacer una selección.
Aunque con perlas como “el pasado siglo XX –el de los socialismos y los nacionalismos– será contemplado por la generaciones futuras con verdadero espanto” no sé yo sí la lista de clásicos que contiene el ensayo no pecará de parcial.
Hasta la introducción no tiene desperdicio. Vidal se explica: He escrito este libro porque resulta absolutamente necesario en el momento que estamos viviendo. Lo es por dos razones. La primera, el desplome innegable de nuestro sistema educativo; la segunda, el deseo de buena parte de la población de adquirir cultura, acompañado de la triste constatación de que será no imposible, pero sí extraordinariamente difícil, que alcance esa meta en los institutos o en las universidades de nuestro país.
Ah, se trata de salvar España de las maléficas garras de la incultura. Pues es un objetivo muy loable, todos sabemos que el país se hunde. O más bien, lo hunden.
Así lo constata el segundo libro que nos ocupa, '100 personajes que hunden España', de la periodista y presentadora (no es lo mismo, aunque a veces se confunda) Curri Valenzuela.

Este señor está hundiendo España.

En este listado, Curri se dedica a poner a parir (irónicamente, según sus palabras) a gentuza como Pedro Almodóvar, Federico Luppi, Baltasar Garzón, Pilar Bardem o Joaquín Sabina, reservando un lugar destacado para los políticos socialistas en general y para Zapatero en particular. Y digo yo, ¿cómo le vendría a esta mujer la inspiración para semejante panfleto... estoooo, invento? Un amanecer, entre el sueño y la vigilia, una idea cruzó como un relámpago su frente y se dijo "tengo que salvar España. y para ello he de denunciar a los que la condenan". Algo así como el éxtasis de Santa Teresa pero en clave política.
La cruzada de Curri sólo acaba de comenzar, pues ya prepara la segunda parte de su magna obra, dedicada en esta ocasión a los 100 personajes que pueden hacer que el país se salve. Seguro que entre ellos está César Vidal.
Creo que estos do deberían tener un hijo (o una hija). Obviemos las dificultades que tendrían para concebir dado el volumen de él y la edad de ella. Sería algo así como la segunda venida del Mesías, que lograría levantar este país y colocarlo a la altura que se merece. Y si no, siempre podría dedicarse a la literatura.
Si tuviera todo el tiempo del mundo, me asomaría a aquellos libros que nunca leeré precisamente por falta de tiempo, pero creo que las obras de Curri y César estarían muy bajas en mi lista.

13 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

¿¿¿Diecisiete libros??? Yo he llegado a ver tres suyos a la vez en un mismo escaparate... y ya me parecía un disparate.

Supongo que no leeré su libro sobre lo que hay que leer. Me parece que lo tengo claro: entre su Camino del sur y On the road, me quedo con el de Kerouac.

Luisru dijo...

17 libros de los cuales 16 (como mínimo) habrá escrito un pobre negro. Lamentable. pirata

Marujita Robinson dijo...

Ella sí que hunde España con lo fea que es...joía.

Paco Bernal dijo...

Lo peor no es que Curri (Francisca) Valenzuela pueda escribir semejante cosa, o que Cesar Vidal para (de parir) diecisiete bestsellers en un año. Lo peor es que la cultura general media de la población ha decaido tanto y tanto que hay gente que va, y se mete en el Corte Inglés y se compra esos libros y compra las opiniones que están en ellos y las defiende a sangre y fuego en cualquier tertulia de reunión de comunidad de vecinos. La desaparición de cualquier sentido crítico es lo lamentable.

Pablo Gamo dijo...

¡¡Qué ganas de tenerlo entre mis manos!!

Valmón dijo...

Vaya par de elementos, jooo.
Ella no sé de donde saca tiempo después de dedicar toda la mañana a esa especie de Tómbola versión política de Teleesperanza.
Lo de él si lo sabía, cada vez que voy a Moyano me encuentro algo nuevo suyo y digo ¿si a mi me cuesta escribir un cuento, joder ya?
Habrá que tener cuidado con Federico Luppi, quizá sea demasiado buen actor para que ella lo entienda.

whyidontbelieveingod dijo...

Gracias por la felicitación. Por cierto, ¿alguna recomendación literaria en positivo?

J.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Creo que lo que deberíamos hacer es reírnos de la gente que abra semejantes esperpentos en el metro o bus, y sabotear a todas las librerías que los exhiban en sus escaparates. Desobediencia civil. ¡Abajo el mal gusto!

altovolta dijo...

Saludos, cuánto tiempo sin pasar por aquí... no tengo perdón. Lo del Vidal es la releche, ya tiene hasta fascículos de sus mejores obras, como las tacitas en miniatura. Pero es que además el tío dice que es experto en música "americana" y ha sacado algún disco de recopilación donde sale vestido de vaquero o algo así. Acojonante.
Sobre la Curri, lo mejor es que también le dedica un apartado a "la camiseta del Ché Guevara", que según ella también hunde Ex-paña. Dónde iremos a parar... Salu2

mila dijo...

¿Qué esperar de alguien que se hace llamar CURRI? Estoy con Caye; hay que crear la POLICÍA DEL ESTILO. Que se preparen los perro-flautas y los que leen basurilla. Multazo que te crió.

Setiembre dijo...

Me temo que no está muy informado. César Vidal no va de lunes a viernes a las diatribas mañaneras de Losantos. Dirige su propio programa, La Linterna, amén de una tertulia de Historia en la Libertad Digital Televisión, Camino del Sur en la Cope, los sábados por la noche, y un espacio de historia de España, sólo los martes, en La Mañana de Losantos.

Como historiador es un hombre de prestigio. Sus novelas históricas son best-sellers probablemente bien documentados pero de un pésimo gusto literario y estilo estereotipado que a los lectores maduros no nos acaba de interesar. El libro que ha escrito sobre la cultura no está mal, pero creo que las personas verdaderamente interesadas en adquirir cultura se hacen sus propias bibliografías. El paternalismo intelectual puede ser ofensivo, aunque no sé si César Vidal lo ha escrito con ese ánimo.

De Curri Valenzuela, no le puedo decir. No he leído nada de ella, pero parece uno de esos típicos libros políticos que, si uno no está muy interesado o arde en deseos de salvar España, más vale no comprar.

Hay cosas mejores, incluso para conocer las opiniones contrarias a las que uno ya se ha formado sin un conocimiento expreso de la materia. No se lo reprocho, creo que es usted joven, pero no se cierre ningún camino de antemano.

Un saludo.

Luisru dijo...

"sin un conocimiento expreso de la materia". ¿De qué materia estamos hablando? ¿Qué es exactamente lo que puede reprocharme?Ah, que me haya colado en incluir a Vidal en un programa en el que no participa. Pues lo siento en el alma.
Pd: gracias por la visita.

setiembre dijo...

Lo que pasa es que cuando alguien ignora los detalles o comete errores tan garrafales suele ser porque no conoce muy bien la materia de la que está hablando y si no ha cometido más es porque el espacio limitado y cierto sentido de la prudencia no se lo permiten. Así pasa a los periodistas, pero mucho más a los blogueros; no suelen ser equivocacones, sino desconocimiento, pereza o despreocupación.

Pero no tema, esto sólo es una reflexión intuitiva. A mí también se me cuelan cosas y me pregunto por qué. Estoy seguro de que usted podría hablar sobre muchas cuestiones en las cuales yo sería un simple aficionado.

Un saludo.