martes, 19 de junio de 2007

Borrachera de poder (I)

Pregunta: De hecho, el título parece valer tanto para los políticos como para la protagonista, que se cree todopoderosa en su afán de erradicar la corrupción...
Respuesta: Es la borrachera de todos en realidad. El poder emborracha. La borrachera del poder es como la del tequila. Por eso siempre nos sorprende ver que personas de alto nivel, una vez en el poder, cometen barbaridades impensables. Es porque están borrachos.

Claude Chabrol, Cahiers du Cinema, mayo de 2007



Nicolas Sarkozy, Cumbre del G8, junio de 2007

Nota: yo no creo que Sarkozy sea una persona "de alto nivel".

5 parlamentarios:

José Antonio Palomares dijo...

Le queda mucho camino hasta llegar al nivel del finado Yeltsin.
Del producto nacional, aunque yo nunca le he visto cocido, parace que Pascual Maragall era el que tenía más fama -creo que algún diputado del PP se lo soltó en algún momento, hablando los hectolitros que se bebía-.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Debía venir de un almuerzo de trabajo con Aznar.

carmen dijo...

Yo tampoco creo que Sarkozy sea de alto nivel, aunque mirando el reportaje que le ha brindado la revista HOLA esta semana parecen sacados de una de las fiestas de la embajada de la Preysler... toda la famila tan happy, happy, qué repelencia. A ella la posicionan como unas de las mujeres más elegantes del momento (me reservo mi opinión, ejem, ejem). Por cierto uno de los hijos se parece a Andrea Cashiraghi (hijo de Carolina de Mónaco), aunque ahora se ha pelado las greñas... jajaja. Ah! y otra cosa, sabes que mi querida y admirada Segolene Rayale se ha separado de su pareja sentimental (pués no estaban casados pero tienen cuatro hijos en común), Hollande, y además le quiere sacar el puesto de presidente del partido socialista porque no le gusta como su ex lleva el partido puesto que lo lleva muy a la izquierda... ella si que sabe.

Marujita Robinson dijo...

Jajajaa, menuda toña, está peor que mi Manolo cuando hay comuniones.

Luisru dijo...

Yeltsin, Ansar, todo gente de altísimo nivel.