viernes, 1 de diciembre de 2006

Cutre post. Capítulo 3: Bruce Willis

Ya sé que puede que este post cause algún tipo de conflicto mental a alguno de los seguidores de mis absurdos-posts sobre tíos buenos pero en fin, la vida es así, no la he inventado yo (dijo Junco, ese gran poeta del siglo XX).

bruce


Capítulo 3: Bruce Willis
No lo puedo evitar. Me gusta así, a lo bruto, con la boca torcida cuando sonríe o va a meter un puñetazo y con cara de bestia. Sé que no es buen actor, que su mayor logro han sido las secuelas de 'Jungla de Cristal' y su mejor actuación puede ser la de 'El Protegido' (en fin), sin olvidar ese muerto que se ve en ocasiones de 'El Sexto Sentido' (que también tiene un trago) pero me reitero, Bruce Willis está bueno y aunque ahora esté fondón y sea calvo, además de un hortera, nos sigue dando unas buenas tardes con sus pelis que ocupan ya la franja horaria de las 3:30 de los fines de semana de Antena 3 y por lo menos veremos alguna pelea en vez de tanto pastelosismo con la Navidad…. ¡Qué casi un mes, hombreeeeee!!!! ¿Por qué nos torturáis tan pronto? Aunque pensándolo bien las pelis de Bruce Willis también son una tortura y me las trago igual… Hay que joderse!!!

4 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Cutre-post!!! Chachi.

La verdad es que Brute Willis tiene un no sé qué que no sé yo.

Coincido en lo de 'El protegido'. En 'Cita a ciegas' me reí mucho. Y en 'Luz de luna', aunque parecía un ninfulito. Dios, soy Humbert en tía.

altovolta dijo...

Pues yo le pude ver al ladito cuando promocionó esa de dibus de Vecinos invasores y está amojamadito perdido. Parece una bola de billar después de una noche de parranda entre Relámpago Eddie y El gordo de Minnesota.
Y lo de la sonrisa canalla ladeada está más visto que el tebeo. Hala, a la puta cola del INEM

Marujita Robinson dijo...

¿Soy la única persona que cree que Bruce Willis es la versión humana de Homer Simpson?¡Si son clavados!

mila dijo...

Pues yo coincido con Anita. Claro que lo mío es sentimental, porque su personaje de David en Luz de luna me tenía cautivadísima. Y entonces se le perdona ya todo, que para algo los primeros amores son importantes...