miércoles, 27 de septiembre de 2006

Carta abierta Rockdelux

Excalibur Alan Davis
Estimada redacción de Rockdelux:

Cuando abrí el último número de vuestra revista y me encontré con la historieta de Juanjo Sáez recordé de inmediato el 'Excalibur' de Alan Davis. No sé si sabreis lo que es 'Excalibur' o quien es Alan Davis. Juanjo Sáez, al ser autor de comics, quizá conozca a este dibujante y guionista, aunque lo dudo. Supongo que a él y vosotros os irá el rollo underground en cuanto al noveno arte se refiere. Pues bien, Alan Davis es un artista inglés que ha colaborado sobre todo con las dos grandes majors del comic americano, Marvel y DC, en proyectos más o menos personales como el ya citado 'Excalibur', 'Clan Destine', 'Batman y los Outsiders' o 'JLA: el clavo'. Excalibur es un comic de principios de los noventa en el que un grupo de superheroes se establecen en Inglaterra, formando una especie de sucursal inglesa de la archiconocida Patrulla X. Al principio, Davis solo dibujada la serie, pero más tarde se encargó ademas de los guiones, introduciendo nuevos personajes de las más diversas procedencias: una parodia de Conan el Bárbaro de aspecto felino que era originario de nuestra dimensión pero se había criado en otra, una misteriosa alienígena que parecía proceder del futuro (misterio nunca aclarado) o un aprendiz de mago, descendiente de una antigua estirpe que debía reclamar el mítico poder del fenix. El problema era que ese poder estaba unido a otro miembro del grupo, una encantadora jovencita que no tenía la menor intención de entregárselo al nuevo miembro. Feron, que así se llamaba el sujeto en cuestión, enseguida se nos hizo antipático a los seguidores de la colección. Por aquella época, se publicó una entrevista con Alan Davis en la que revelaba que la editorial había recibido cientos de misivas de los lectores que decían: "odiamos a ese imbecil. Matadlo". Davis decía que no se iban a deshacer de Feron porque esa era la manera en la que se debía pensar sobre este personaje, ya que estaba creado para ser odioso. Del mismo modo creo que habrá que pensar a partir en Juanjo Sáez, pues justo unos días después de que nos librásemos de él, ya que se acabó su veraneo en El País, me lo encuentro en esta publicación. Por eso, habrá que aprender a tolerar sus viñetas del mismo modo que tolerábamos a Feron, pensando siempre que están hechas para ser odiosas.

P.S. Pienso mandarla relamente, no sé si me harán el menor caso, pero al menos me he quedado a gusto.

3 parlamentarios:

Androide Paranoide dijo...

A mí tampoco me entusiasma el Sáez. Y menos aún al recordarme a Mauro Entrialgo (con el que sí me descojono) pero sin gracia.
Y qué buenos momentos comicfilos me trae este blog de cuando en cuando...

Txiki Palomares dijo...

Si me necesitas mi firma para la carta cuenta con ella.
También podemos dejarnos de cartas y romperle las piernas a Sáez.

Luisru dijo...

Hombre, Sr. Palomares, tampoco hace falta recurrir a la violencia. Aunque ahora que lo considero, tampoco me parece tan mala idea. ¿Alguien tiene la dirección del susodicho?