viernes, 25 de agosto de 2006

Mira lo que has hecho de mí

Es la primera vez que este blog ha tenido alguna consecuencia, por muy leve que esta sea, en el devenir de mi existencia cotidiana. Lo cual no sé si es bueno o malo. Tuve un profesor que decía que nada de lo que veíamos en la pantalla del ordenador era real, pues le faltaba el soporte físico. Los textos no eran reales, las imágenes no eran reales, asomarse a internet era como penetrar en el insondable universo de la imaginación. El hombre no lo decía con maldad, debía de pasarse horas y horas delante del ordenador, pero creo que en sus palabras se escondía una advertencia: no debemos creer que nuestro mundo se reduce a lo que conocemos a través de este siniestro planeta virtual. Hay que leer libros de verdadero papel, hay que acudir a contemplar los cuadros o las fotografías a un museo, hay que hablar con la gente mirándose a los ojos. Por eso hasta ahora pensaba que lo escrito en este blog no podía repercutir en mi realidad, como si se tratase de algo que ocurría en otra dimensión, esteril con respecto a esta. Pero ahora, he cambiado de opinión. Hace tiempo escribí una entrada sobre la lomografía, un concepto que desconocía y que me llamó la atención. No sé si lo encontré absurdo o sublime, pero jamás pensé que acabaría siendo un lomógrafo. Anita ha hecho un lomógrafo de mí. ¿Y qué se me ocurre? Para completar el círculo y devolverle el regalo a la irrealidad, he creado un nuevo blog al que algún día dedicare algo de mi tiempo. Pero lo más importante es que he aprendido que internet puede tener consecuencias en esta nuestra dimensión. Ahí es nada.

Satin colcha de flores

1 parlamentarios:

villaykorte dijo...

Y de aquí al Dogma te queda un paso.


*Hoy he visto "La venganza de Don Mendo" (que hacía años que no visionaba y de la que guardaba un grato recuerdo) y júrote Luis que merece una entrada.