jueves, 14 de febrero de 2008

Personajes de la posmodernidad pop: Nórdicos

La música pop siempre ha sido un asunto de la parte anglosajona del mundo, por mucho que nos empeñemos el resto. Pero, como el invento ha tenido casi 50 años para crecer y expandirse, sus largas extremidades han alcanzado las partes más inhóspitas del planeta, que lo han asimilado casi sin quererlo.
Cuando uno busca una definición de posmodernidad, en la wikipedia se encuentra con esto: "Los rasgos más notables del arte posmoderno son la valoración de las formas industriales y populares, el debilitamiento de las barreras entre géneros y el uso deliberado e insistente de la intertextualidad, expresada frecuentemente mediante el collage o pastiche."
El pop como movimiento artístico adoptado por países y personas en principio completamente ajenos a él ha dado como resultado un pastiche sensacional en el que se observa, por ejemplo, que los territorios del norte de Europa son la sede de una alucinante escena musical en la que se reivindican los sonidos originarios de la música popular inglesa y americana.
Todo comenzó en Suecia. A finales de los 70 el sueco más famoso era Ingmar Bergman. Pero como la región escandinava está llena de contrastes casi por arte de magia nacieron ABBA. Desde entonces nadie volvió a tomarse en serio la frialdad y espiritualidad de este pueblo, infectadas ambas por coros angelicales y bolas de espejos. Después nos fueron llegando a borbotones otros artistas, algunos interesantes (Neneh Cherry), otros no tanto (Ace of base). ¿Qué amante de la radiofórmula no ha poseído un disco de Roxette?
En los 90 se produjo una eclosión nórdica que no da visos de detenerse en la actualidad, provocando que se publiquen en España discos no solo de músicos suecos, tambien de gente tan exótica como los islandeses. Como por ejemplo, Björk. Un, dos, tres, responda otra vez:



Se acabó el tiempo. Prácticamente ninguno de estos artistas aspiran a descubrir la pólvora, suelen revelar sus influencias a la primera de cambio, dando como resultado canciones que tarareas en la ducha durante semanas pero que no alcanzarán la posteridad, por mucho que nos empeñemos. ¿Es esto la posmodernidad pop? ¿O todo es una excusa para un puñado de listas gratuitas y sin sentido? Seguiremos investigando.

4 parlamentarios:

Paco Bernal dijo...

Hola! Yo creo que la posmodernidad es Mad Max, es utilizar lo que te sirve, es robar sin pudor, es no tener pudor de los propios gustos.
¿Por qué son incompatibles Abba y Bach? Las barreras son la antigüedad. La modernidad es la experimentación y la combinación inverosimil.
Del chic nórdico, me quedo con Abba y con Björk (aunque la pobre esté como un cencerro). Lo de Ace of Base...No sé.
Lanzo de todas maneras una idea: ¿No es la música escandinava lo que Ikea a los muebles? Esa capacidad de hacerlo mejor, más elegante (y más barato) que el resto del mundo. Esa cosa de vender diseño que no es más que producción en serie descarada pero sin que nadie se dé cuenta...
Saludos,
P.

Palomares dijo...

Pues yo tengo fe en el pop naif de los Cardigans, Luisru, prevalecerá en nuestra memoria. No hay más que repasar el pop inocentón de los 60.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pues yo no sabía que eran nórdicos muchos de los que salen en tu lista, y de otros directamente no había oído hablar never ever. Soy demasiado vaga para indagar de dónde viene toda esa gente que canta, y siempre tengo la sospecha de que alguien apellidado Yojánson puede ser de Ojaio, at the very least. Además, otros van y se ponen "El perro del mar" para despistar, porque son unos pillos.
Hay mucho dibujito naif en esa lista tuya tan poptástica.
Últimamente estoy bastante entusiasmada con Jens Lekman, creo que hace méritos para ser considerado galvanoplástico. Por supuesto, amo a los Hives y a I'm from Barcelona con pasión vikinga, y José González es la reencarnación latino-nórdica de Nick Drake.
No me gusta na-di-ta The Sounds, a los que vi en directo y me parecieron todo pose y poca chicha.
... Los Raveonettes nórdicos??? Habría jurado que eran neoyorquinos del Lower East side de toa la vida.
Lo que se aprende con tu blog.

Lluvia Pérez dijo...

Vi hace un montón de tiempo uan imitación fantástica de Björk que no encuentro (y no era de tus adorados chanantes). A ver si la consigo.