domingo, 4 de marzo de 2007

La mejor película española de la década

Aviso: Por favor, si no has visto 'Pequeña Miss Sunshine', por favor, no sigas leyendo.

Ocurre raras veces, aproximadamente una vez al año. Vas al cine a ver una película sin demasiada convicción y cuando sales te sientes completamente distinto: tienes las mejillas arreboladas, los ojos cubiertos por una fina película líquida y algo similar a la euforia baila en tu estómago.
Antes me sentía así más a menudo. Ahora casi es mejor, pues al ser menos frecuente, esta sensación se disfruta mucho más. El lado malo es que, cuando te pasa, sabes que no se repetirá antes de un año.
Este año ya se ha cubierto la cuota: 'Pequeña Miss Sunshine'.
La película llevaba meses en cartel y se estaba convirtiendo en uno de esos éxitos boca-oreja. Supongo que todos nos dejamos influenciar por la publicidad, por mucho que lo neguemos, y las decenas de premios que ha ganado han funcionado como un reclamo estupendo. De no haber aguantado tanto en los cines, seguramente la hubiese visto en dvd o ni eso.
Pero después de los Oscars pensé por qué no, por lo menos le ha quitado la estatuilla al inefable Eddie Murphy, lo cual hace que ya se haya ganado mi simpatía.
El cine independiente norteamericano suele estar tan trufado de tópicos como el mainstream. Los tópicos no me parecen mal, como dicen Astrud, la originalidad está sobrevalorada, pero hay que saber aprovecharlos. Esta cinta lo hace maravillosamente. Los protagonistas son un puñado de personajes estilizados que conocemos de sobra: el adolescente arisco, el homosexual torturado, la madre de familia agobiada, el perdedor obsesionado con el triunfo, el abuelo heroinómano (bueno, este es menos común). Lo que hace a esta historia superior a la media es el hecho de meterlos a todos en una camioneta amarilla en la que recorren varios estados para participar en un absurdo concurso de belleza en el que han inscrito a una niña gafotas y barrigona.
He visto pocas películas donde los actores estén tan compenetrados entre sí, donde parezcan moverse por la pantalla como en una coreografía, sin sobresalir unos sobre otros pero estando en todo momento magníficos. Suele ocurrir en las películas de Robert Altman y poco más. Supongo que será mérito de los directores el hacer que los intérpretes se muestren muestren aire de verdadera familia.
'Pequeña Miss Sunshine' es una comedia negra. Se ríe del sexo, de la muerte, de los convencionalismos, de las clases sociales y no lo hace siempre de manera elegante. No acierto a comprender por qué ha tenido tanto éxito en EEUU, donde todo es tan políticamente correcto, pero sí entiendo su éxito por estos lares: posee un humor muy español, un humor que me atrevería a calificar de Berlanguiano. No sé si los directores habrán visto 'El verdugo' o 'Plácido', pero su ironía se aproxima a la de nuestro mejor director. Es un humor siniestro, te ríes e inmediatamente después piensas "pero si esto es terrible, de qué me estoy riendo".


Jugando a las sillas con Ellen DeGeneres.

Porque, si lo sacas de contexto, no es muy divertido robar el cadver de tu abuelo del hospital y meterlo en el maletero, sobornar a un policía con revistas porno (encima involuntariamente) o que el talento de tu hija de 7 años consista en desnudarse mientras realiza movimientos obscenos (una de secuencias más divertidas y tiernas que he visto en mucho tiempo).
Por supuesto, además de los chascarrillos, la película tiene mensaje, también un tanto sobado, ese "acéptate a ti mismo aunque seas un freak, un perdedor o un vicioso". Pero, cuando te das cuenta de cual es el mensaje, esa familia disfuncional ya te ha robado el corazón y nada más importa, solo que sea un poco más feliz al salir del concurso. Todos seguirán siendo unos perdedores, pero habrán aprendido a poner juntos en marcha su furgoneta.
Olive, la niña barrigona (¿alguien puede explicarme por qué le han dado el Oscar a Chenoa en vez de a Abigail Breslin?), no ganará jamás un concurso de belleza ni de popularidad, pero no creo que le importe demasiado ya. Como dice su tío Frank, el mayor experto en Proust de los Estados Unidos, al final de la película, "creo que podremos vivir con eso". Y nosotros, si queremos vivir un poco mejor, a partir de ahora los tenemos a ellos.

8 parlamentarios:

Lluvia Pérez dijo...

Muy acertado el título del post. Me encantó el papel del adolescente. En realidad todos están grandiosos. Cada vez que se tenían que subir a la furgoneta no podía parar de reír.

Cayetana Altovoltaje dijo...

¿"Española"? Mi no entender.
Tenía ganas de publicar una reseña de esta peli desde que la vi, pero ya lo has hecho muy bien tú, así que poco más hay que decir. Efectivamente, es fabulosa. Por eso no entiendo que no entiendas por qué ha gustado tanto en EEUU. Créeme, no es el país de idiotas que mucha gente de la vieja y podrida Europa cree que es. Chico, aquí sobrevivimos a Esteso y Pajares y ya semos un país moderno :P

Marujita Robinson dijo...

No la he visto, ergo, no me he leído el post, que conste, ¿eh?

Persio dijo...

uyy no la ví, no puedo leer el post?
bueno hare un poco de trampa, después de este mensaje me voy derecho a leer, saludos y mi click de hoy!

Carmen dijo...

Soy una chica desobediente, he leído sin haber visto la película :(
Pero tengo mis motivos, ejem. Estoy en NY y ya he leído en varias revistas buenas críticas sobre la película. El otro día en el canal TBC ví un reportaje sobre las películas nominadas y ganadoras. En cuanto vuelva a nuestra cálida tierra (aquí hace un frío increíble), me voy derechita al cine a verla.

echalotte dijo...

Yo apunté la peli en mi lista de pendientes en cuanto ví el trailer. Sabía que me iba a encantar... y me fascinó.. Mi frase favorita de la peli: "Por favor, no te suicides esta noche" Un 10. Ojalá se hiciesen más pelis así. Y, si, ojalá le hubieran dado el oscar a Olive. Se lo merecía. (por cierto, que bueno el video de las sillas)

altovolta dijo...

Claro que sí, Miss Sunshine forever. Una delicia, aunque algunos amargaos digan que es ñoña y ostiable. Allá ellos. ¿Habéis visto el documental Spellbound, sobre los también chungos concursos de deletreo para niños? Esta América profunda da más miedo que el bicho de The Host. Salu2

Isabel dijo...

Ya ví la película!!! y hasta este momento no he leído el post.

Me ha parecido sensacional, sobre todo el hermano, con su voto de silencio y el abuelo.Sin embargo lo que más me gusta es el nombre de la niña "olive", en español aceituna no es bonito, pero en inglés es musical y tranquilizador, tal y cómo es ella.

Para mí es la nueva musa indie.