jueves, 2 de noviembre de 2006

'Scoop' o por qué adorar a Scarlett Johansson

Después la polémica (por llamarlo de algún modo) suscitada en este blog por la entrada anterior, me he decidido a hablar de 'Scoop', la penúltima película de nuestro neoyorkino favorito, el nunca suficientemente loado Woody Allen.
Como en sus últimas propuestas, el director vuelve a hablar del triunfo (para bien o para mal) de la clase media baja. Pero mientras en su anterior entrega, 'Match Point', lo hacía desde una perspectiva seria, aquí prefiere reírse de todo y de todos, empezando por él mismo. El argumento de 'Match point' era una curiosa mezcla de 'Rojo y negro' y 'Crimen y castigo' en el que el protagonista, un tenista fracasado, ve el cielo abierto cuando conoce a una ricachona sosita a la que se le caen las bragas cada vez que se cruza con él. Pero luego se encontrará con Scarlett, una chica cañón que le traerá más de un quebradero de cabeza. Al final del asunto, el tipo consigue salirse con la suya y se asegura una posición entre los poderosos, aunque conseguida con muy malas artes (matar está mal, además de ser pecado, la ley lo prohíbe).
En esta ocasión, la protagonista es una estudiante de periodismo que quería ser higienista dental pero acaba metida hasta las cejas en un turbio asunto relacionado con un asesino en serie. El sospechoso es un muchimillonario del que ya hemos hablado sobradamente. Al final, ATENCIÓN SPOILERS A CONTINUACIÓN Scarlett, que es mona pero muy tonta, con la inestimable ayuda del Sr. Allen metido a ilusionista barato (rol que me parece muy simbólico), consigue salvar el día y el maloso, a pesar de su clase, acaba metido entre rejas. Aunque 'Scoop' parezca una comedia ligera, y el realizador así lo haya señalado en diversas entrevistas, creo que está muy alejada de esta supuesta ligereza. Allen siempre ha sido el cronista de la clase media alta, sus personajes solían ser profesionales de vida desahogada que vivían en apartamentos en Manhattan y frecuentaban exposiciones, cines de arte y ensayo y restaurantes caros. Pero eso ha cambiado. Esta cinta también tiene muchos paralelismos con 'Granujas de medio pelo', en la que unos timadores de poca monta acaban alternando con la alta sociedad, como Scarlett y su supuesto padre. En ambos casos, el retrato que se hace de estos encontronazos es despiadado para ambos bandos: la estupidez de los ricos, aunque de distinto signo, es igual o superior a la de los pobres.
No es gratuito que el clímax de 'Scoop' sea similar a la escena cumbre de una película en la que también se hablaba de la lucha de clases, la maravillosa 'Un lugar en el sol'. En ella, el arribista Montgomery Clift ahogaba a la pobre Shelley Winters, la actriz más asesinada de la historia del cine ('Lolita', 'Doble vida' y 'La noche del cazador').
Pero, para los que quieran tirar por tierra mis argumentos, deberán admitir que, como siempre, el guión contiene algunas perlas dignas de mención. Por ejemplo:

- ¿Te gusta la música clásica?
- Me encanta: Noel Coward, Shakespeare...

- Si yo me comiese lo que te has comido tú engordaría 10 kilos. ¿No vas al gimnasio?
- No lo necesito. Nunca engordo. Mi angustia me hace de gimnasio.

- Creo que mi hija se ha dejado aquí su jersey rojo (...) ¿No lo ha encontrado? Debe haberlo olvidado en otro sitio. Tiene un pequeño problema con la promiscuidad, ¿sabe?


'Scoop' es más complicada de lo que parece a primera vista, porque habla de un tema(eso ya es un logro) que sigue resultando interesante: la lucha de clases (muchos dirán que ya no existe, pero es porque no tienen conciencia de clase). Y es más chungo hablar de esto desde la comedia que haciendo de ello un drama. Allen lo hace tan fácilmente como respirar.

Y ahora, hablemos de Scarlett, un tema tanto o más interesante que la lucha de clases. Scarlett tiene talento, es guapa (aunque haya quien opine que es una sucia y vulgar fulana), hasta sabe cantar. Pero para qué perder el tiempo con palabras si podemos enseñar esto

Scarlett 5

Y esto

Scarlett 4

Y esto

Scarlett 2

Y esto

Scarlett 1

Creo que la idea ha quedado clara.

Scarlett 3

18 parlamentarios:

Txiki Palomares dijo...

No he leído el texto porque aún no hemos visto la película y quiero evitar los spoilers, pero hurra, hurra y hurra.

Tremenda primera foto.

Lluvia Pérez dijo...

He tenido que pasar del texto como Palomares e ir a la sección de Photoshop avanzado. En cuanto vea la película lo leo.

Luisru dijo...

Jajaja, me encanta que el texto haya tenido tanto éxito. Ya vereis cuando Anita vea las fotos.

AltoVolta dijo...

Sí señor, cuánta belleza junta. Esta chica es la reina del wonderbra, porque me da a mí que sin él las tiene algo penduleras... Por ponerla un pero, claro

Luisru dijo...

Por cierto chicos, os recomiendo que os bajeis la canción de Scarlett (si es que está todavía disponible), que es un clásico muy bonito de Gershwin de los de toda la vida y que ella interpreta muy dignamente, teniendo en cuenta los referentes.
Eso sí, la piratería esta mal y blablabla.

Candela dijo...

Confieso que yo también he pasado del texto a pesar de haber visto ya la película. Vaya fotos! A este tipo de pensamientos me refiero cuando digo que aún me quedan muchas cosas por probar...

pikonasso dijo...

Mamma mia!!!
La piratería no está mal!!!
O es que te pensabas que te iba a decir algo de esas fotos, que me han dejado pasmado??

antherea dijo...

Luisru lo de la piratería ya no está tan mal desde que un juez absuelve a un acusado por piratería y resuelve que la posesión de copias ilegales de juegos no significa que obtenga lucro por ello... cada uno que decida!

cayetana altovoltaje dijo...

Estoy con Anita. NO SOPORRRRTO A WOODY ALLEN. Porque por mucho que intente reflejar las angustias de "los pobres" (no sé, pero en sus películas no veo yo gente verdaderamente pobre y marginada de la que hay a patadas en su país), creo que no es capaz de abstraerse de su postura de burgués- intelectual(oide)- neoyorquino- judío- ombliguista. Postura con la cual yo no me puedo identificar. Además, habla demasiado. CÁLLATE, WOODY.
Y QUE VIVA HUGH JACKMAN.

Txiki Palomares dijo...

¡Eh, eh, eh, eh!
Woody Allen no intenta reflejar las anguastias de los pobres. Excepto en Melinda y Melinda, que es ridícula -no tengo dinero, por eso sólo puedo vivir en este pequeño apartamento de 200 metros cuadrados con piano-.

Woody Allen es un semidios. Enclenque, pero un semidios.

cayetana altovoltaje dijo...

Aaaaro, por eso me he hecho atea y apóstata de la F.
Otras dos vivas a Hugh Jackman por macizorro. Ale.

Luisru dijo...

Yo no creo que Woody Allen no sea consciente de los problemas de los pobres, pero yo creo que si que habla (al menos ahora) de la clase media baja, pero no en plan neorrealismo italiano, sino en clave de comedia. Es verdad que lo 'Melinda y Melinda' era un poco (bastante) ridículo, pero en esta última refleja un poco ese rollo 'soy mediocre, pero qué le vamos a hacer' que es la maldición de todos los intelectuloides como él.

Lluvia Pérez dijo...

Ya la he visto, y me reitero en lo dicho: Johansson es una hortera. Melinda y Melinda no me entusiasmó, como tampoco lo ha hecho Scoop.
A propósito de la temática repetitiva de Allen, él es el primero en reconocerlo. Dice que escribe de lo que entiende y lo que le rodea. A veces con más tino que otras, pero es coherente. Está muy bien que haya directores que no le teman a los distintos géneros, pero no todos tendrán la mínima calidad que tiene el de Manhattan en la mayoría de sus películas. Quien quiera reirse un buen rato debería ver "La última noche de Boris Grushenko" (y que aprenda Scarlett de Diane).

anitab dijo...

A mi en realidad Woody Allen me cae mal por feo y por desagradable, por pederasta y por cansino. Lo siento aunque lleve los adminículos para camuflarme entre ellosss.... NO SOY UNA GAFAPASTA!!!!

Por cierto viva viva Hugh por tío bueno y Scarlett por sus tetas como dos o tres cabezasssssss!!!!!!!!! y sigue siendo vulgar....

Ailooofffiiiuuuuu Hugh forever and ever!!!

Lluvia Pérez dijo...

No es por fastidiar, Anita: pero como hablaste de las abdominales de Hugh, allí que estaba yo mirándole la tripa cuando sale de la piscina y me daba la sensación de que la metía (la tripa). Al menos me recordó a los torsos de los actores de los años 50/60. Aún así el hombre está para toma pan y moja. También veo en el papel al fetiche Jude Law, que tiene más cara de asesino que el otro.

Lluvia Pérez dijo...

LOS abdominales, sorry.

Luisru dijo...

Chincha rabiña, el Sr. Jackman tiene barriga. Seguro que también tiene canas, pero se tiñe. Y puntos negros en la nariz. Y callos. Jude Law tiene no solo cara de asesino, sino de mala persona, pero hay que reconocer que (a mi parecer) es uno de los pocos actores que agunataría la comparación con Paul Newman.
Lluvia, en eso estamos de acuerdo, 'Manhattan' es la obra maestra absoluta de Woody: ESA fotografía, ESA Meryl Strep (qué morbazo), ESA Diane Keaton (es verdad, Scarlett no le llega a la suela del zapato), ESA escena en el planetario, ESA rapsodia en azul, ESE finalazo. Simplemente genial.

Marujita Robinson dijo...

Yo no puedo con la boca-chocho de Scarlett y su expresión de "Ays, yo qué culpa tengo de que me hayan hecho asín de sepsi..." Se salva porque somos del mismo año, que sino...