miércoles, 15 de noviembre de 2006

Olvídate de París

Palais Royal

A todo el mundo le ocurre. Siempre hay un viaje que se prefiere olvidar, por una razón u otra. En nuestro caso, el lugar que desearíamos no haber visitado fue París. Quizá volvamos algún día e intentemos tapar con nuevas y mejores imágenes las que nos llevamos la primera vez y que desde la vuelta tratamos de descartar. O quizá no. Aun así, una vez de nuevo en casa, hay algunos recuerdos que he rescatado de la maraña que trajimos y que se pueden compartir:

- Una cajera de los almacenes Tati quejándose a su jefa de que no funcionaba el lector de códigos de barras.

- Una banda de música compuesta por ancianos veteranos vestidos de forma anticuada y chillona con los colores rojo blanco y azul saliendo de la capilla del hospital Lariboisere.

-Una mujer mexicana hablando con una mujer argentina en la sala de embarque del aeropuerto de Orly, contando que el día anterior había visitado el museo de pintura renacentista de París, donde vio cuadros de Monet, Van Gogh, Renoir, Degas...

- Charlotte Gainsbourg en unas fotos que adornaban el escaparate de una tienda de moda.

- Carteles en todas partes anunciando el estreno inminente de 'La Concille de Pierre', protagonizada por Monica Belucci.

- Ser consciente del silencio reinante en la ciudad en la plaza frente al museo Pompidou.

- Unos españoles, los únicos que hablaban a voces, en la Plaza de la Concordia.

- Una mujer negra con un carrito de bebé acusándome de haberme saltado la cola en el Mcdonalds situado frente a la Gare du Nord.

- Una oficina de La Caixa en una plaza cercana a la explanada del Louvre, justo frente a la Comedia Francesa.

- Un turista japonés entrado en años intentando abrir uno de los innumerables baños públicos que hay en las calles de París.

- Un solitario paseo por el canal de l ´Ourcq.

- Marroquís vendiendo paquetes de Malboro en la puerta de la estación Barbes Rouchechouart.

- El metro yendo y viniendo interminablemente sobre el puente de la avenida La Chapelle.

- Las tiendas de campaña de los mendigos en la Plaza de la República.

- Camille cantando 'ta doleur' en la radio'

- Graffitis en las chimeneas de algunos edificios (¿exisitirán los grafiteros alpinistas?)

- Un enorme árbol de navidad que cubría parcialmente la cúpula de los almacenes Lafayette.

- Un veterano de la I Guerra Mundial de 107 años declarando en la televisión el día de la conmemoración del armisticio que el conflicto fue un error.

- La silueta desdibujada de la ciudad desde Montamrtre en una nublada mañana.

Permanezcan en sintonía, volvemos en unos momentos con la programación habitual.

Actualización: he cambiado la foto por una de las nuestras. Los Lafayette no son tan bonitos como Montmartre pero...



Lafayette

muñecos Lafayette

15 parlamentarios:

cayetana altovoltaje dijo...

¡¡Fuisteis al McDonalds!! ¡¡Vendidos!!
Bonita foto.

AltoVolta (a secas) dijo...

Yo estuve solo unas horas en la capital gabacha, pero guardo un recuerdo imborrable:
-la calva peinada de Mel Gibson mientras se miraba los zapatos "contestando" a los colegas de la prensa europea en el yunket de "El patriota". Al menos, no escupió ni soltó bilis.

Txiki Palomares dijo...

Pero hombre de Dios, si hay un montón de cosas bonitas entre esos recuerdos... Con el tiempo será esto lo único de lo que os acordareis.

Bienvenidos a casa.

Androide Paranoide dijo...

Pues me sigue dando envidia...

anitab dijo...

Qué guay!! Si el hospital en el que estuve esos días infernales se ve en la foto!!! NO PIENSO VOLVER A PARÍS

mila dijo...

Tómate unas setas alucinógenas la próxima vez y verás Paris igual que en la peli Amélie.
Todo viradito a rojo. Y de paso, no te enterarás de lo que dicen.

antherea dijo...

Pues yo esta semana también he estado de "pega", el jueves acabé en urgencias por culpa de haber echado mucho jabón al cubo de la fregona... patinazo y esguince al canto! y me he recreado muchísmo viendo tus vídeos del anterior post.
¡Corramos un tupido velo!

Curiosa dijo...

Pues cuando yo estuve en París no dejó de llover ni un momento y sin embargo......... nunca me he reido tanto en mi vida. Fue fantástico.
Espero que tengais la oportunidad de volver y que realmente la experiencia sea distinta, es decir maravillosa.

yandiek dijo...

Paris, paris. Lastima que tu visita fuera tan terrible, es una ciudad magnífica!!! La amo, quizá me mates por esto no?
Un abrazo y busca una oportunidad para repetir

Marujita Robinson dijo...

Ummm, París, qué recuerdos... A mí casi me come una negrita a la que no entendí muy bien porque no se había sacado la polla de la boca, pero fue en el Quick de la estación de Montparnasse (ya que estás en el país consume de lo típico,¡jolines!) Un muaxx

anitab dijo...

Yandiek es probable que te mate por ello pero en fin eso sucederá cuando se me pase el trauma por la operación... Yo antes también amaba París pero c´est la vie... Eso sí tres días en el hospital te da una soltura lingüística que no veas...

mila dijo...

la próxima vez pasead por Paris bajo los efectos de setas alucinógenas: lo veréis igualito que en Amélie: virado a rojo. Y además, os ahorraréis entender lo que dice nadie.

El conspicuo Morgan dijo...

Eso os pasa por no limitaros a ir a los Campos Elíseos, del Arco del Triunfo a la Torre Eiffel, como todas las parejitas de turistas...

Pero la verdad, me hubiera gustado ver todas las "sorpresas" que habéis visto. Yo aluciné con lo que vi en Londres, que no se queda muy atrás.

Qué se le va a hacer, soy de los que cree que hacer turismo es más que buscar las fotos de las postales.

echalotte dijo...

Mi amor por Paris es tan grande que escuhar que a alguien no le ha gustado me provoca muchísima tristeza. Viva París. Y Viva el Tati. Cuando viví allí le dediqué una entrada http://martaenparis.blogspot.com/2005/09/el-tati.html

Ana dijo...

Paris, un sueño, imposible de olvidar.
Es una gran ciudad, con muchas calles que recorrer y sincenrandose con la compañía.